La Inspección Técnica de Edificios obliga a revisar los inmuebles anteriores a 1901

12 marzo 2008 pagina 23 / 9 diciembre 2010 página 20 culleredo (a coruña).- el gobierno local amenaza con multar al dueño de una casa en ruinas de vilaboa
|

El Ayuntamiento de Culleredo obliga este año a realizar inspecciones de todos los inmuebles que fuesen construidos con anterioridad a 1901.

El equipo de gobierno, que preside Julio Sacristán, aprobó la ordenanza reguladora de la Inspección Técnica de Edificios (ITE). La decisión fue adoptada en el pasado pleno de la corporación y el texto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP); es decir, en el próximo mes de septiembre.

Según fuentes municipales, la Ley de Ordenación Urbanística de Galicia obliga a los ayuntamientos a regular mediante una ordenanza municipal la inspección periódica de las edificaciones, para determinar su estado.

Las mismas fuentes añaden que la ordenanza se enmarca dentro de una cultura de rehabilitación y mantenimiento y supone un instrumento de tutela preventiva para potenciar el papel que la conservación debe jugar en el desarrollo del urbanismo.

“Con ella se pretende evitar la progresiva degradación del patrimonio edificado, el deterioro urbanístico y social de determinadas áreas y la pérdida de identidad urbana”, indican fuentes del Ayuntamiento cullerdense.

La ordenanza afecta a todos los propietarios, titulares de cualquier tipo de edificación, con independencia de uso o destino. No obstante, quedan exceptuados de la obligación la edificaciones declaradas en ruina. Asimismo, en el caso de los edificios, la obligación de realizar la ITE corresponde a la comunidad de propietarios.

 

Medida > El equipo de gobierno insiste en que con esta medida, el Ayuntamiento regula la obligación de mantener en las edificaciones las condiciones básicas de seguridad, estabilidad, estanqueidad y consolidación estructural, así como las de habitabilidad y ornato, en función del destino del inmueble.

Sacristán explica que la ITE permitirá conocer si la edificación está bien conservada y mantenida correctamente y no presenta síntomas aparentes que indiquen falta de seguridad.

El primer informe debe presentarse dentro del año siguiente a aquel en que el edificio cumpla 50 años de antigüedad o dentro del plazo de tres meses si es requerido por el Ayuntamiento.

Así, el gobierno local establece una serie de plazos para los inmuebles que superan el medio centenar de años. Las construidas entre 1901 y 1925, deben ser inspeccionadas en 2013; entre 1926 y 1950, en 2014, y las de 1951 y 1965, en 2015.

 

La Inspección Técnica de Edificios obliga a revisar los inmuebles anteriores a 1901