La banca española aún afronta dos ejercicios de importantes saneamientos en sus balances

GRA022. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19/12/2013.- Varias personas en los cajeros de una oficina de Novagalicia, esta mañana en Santiago de Compostela. El banco venezolano Banesco se ha impuesto como el ganador de la subasta del 88,3 % de Novagalicia, ce

Los bancos españoles cuadran en estos días sus cuentas anuales, que reflejarán una clara mejora respecto a las de 2012, pero con el punto de mira en las necesidades de saneamientos que aún tendrán que realizar durante el actual ejercicio y 2015.
Sin embargo, el esfuerzo no será tan grande como el que se tuvo que realizar en 2012 como consecuencia de los dos reales decretos del Ministerio de Economía y que condenó a los beneficios del conjunto de la banca española a arrojar por primera vez pérdidas.
Desde el estallido de la crisis en 2007, el sector ha acumulado cerca de 158.000 millones de euros en saneamientos, una cifra que duplica los más de 77.000 millones de beneficio consolidado acumulado en el mismo periodo. El imparable crecimiento de la morosidad, ya de media por encima del 13%, es una de las causas que impone las cautelas a la mayoría de las entidades bancarias.
Según capitalmadrid.com, los resultados anuales de los bancos españoles arrojarán un importante avance en el beneficio conseguido en la inmensa mayoría de las entidades. Esta mejora, ya confirmada con las cuentas trimestrales que se han conocido hasta el momento, es la que puede explicar el interés inversor por los bancos cotizados durante las últimas sesiones bursátiles y que se ha profundizado en los primeros días de 2014. No obstante, los responsables del sector bancario aún consideran que queda un esfuerzo añadido durante este año y 2015 en el saneamiento de sus balances, aunque con una intensidad algo menor a la mantenida en los últimos años.
Tras el cúmulo de provisiones realizadas en 2012, y que llevaron a que el resultado conjunto de la banca reflejara por primera vez pérdidas, las entidades han reducido en casi un 30% el esfuerzo realizado hasta el mes de septiembre. No obstante, los saneamientos se han elevado hasta los 17.976 millones de euros, lo que supone un consumo superior al 60% del margen de explotación y más del doble del resultado consolidado (8.226 millones de euros).
Además, la banca española no puede bajar la guardia en el esfuerzo de los saneamientos ante la amenaza imparable de la morosidad.
Los distintos responsables de los principales grupos españoles no llegan a ponerse de acuerdo si durante el año recién estrenado se llegará a tocar techo en la escalada que muestra el impago de los créditos, con una menor influencia tras la desactivación de buena parte del riesgo inmobiliario y promotor, pero con una tendencia creciente en el segmento hipotecario, ya por encima del 5% como consecuencia de la tasa de paro y la imposibilidad de hacer frente al pago de la vivienda habitual, algo que parecía garantizado antes del estallido de la actual crisis.

La banca española aún afronta dos ejercicios de importantes saneamientos en sus balances

Te puede interesar