Alfonso Alonso, la voz del PP en el Congreso, pasa a ser ministro de Sanidad

GRA166 MADRID, 18/11/2014.- El portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, durante la rueda de prensa que ofreció tras la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El portavoz del grupo popular en el Congreso, Alfonso Alonso, será el nuevo ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, según informaron ayer fuentes del Gobierno. Alonso tomará posesión de su cartera hoy, tras jurar su cargo ante el rey en el Palacio de la Zarzuela, en un acto en el que estará presente también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como notario mayor del reino.
Alfonso Alonso Araneguies un político sin pelos en la lengua. De oratoria directa y en ocasiones vehemente, no es de los que se achican en los debates frente a frente. Lo ha demostrado en los últimos tres años en el Congreso, en el que ha tenido que asumir más de una vez el papel de “malo de la película”.
Desde noviembre de 2011 ha sido la voz parlamentaria del PP, obligado a defender las políticas más o menos impopulares que ha ido aplicando el Ejecutivo de Mariano Rajoy.
Se ha batido el cobre –casi siempre en la más absoluta soledad– en diputaciones permanentes, en los debates del estado de la nación y en plenos extraordinarios sobre corrupción.
Cada martes también ha sido el encargado de fijar la posición del grupo parlamentario, muchas veces en momentos difíciles, con casos de corrupción acechando en las portadas y en los juzgados. De premio se ha llevado sonoras ovaciones de sus compañeros de bancada, entre quienes levanta admiración.
La última vez fue el pasado jueves en el pleno sobre medidas contra la corrupción, en el que hizo una encendida defensa de su antecesora al frente de Sanidad, Ana Mato, antes incluso de que también lo hiciera Rajoy.
Nadie en ese momento podía sospechar que la sustituiría en el cargo. Quizá solo Mariano Rajoy, siempre tan imprevisible en sus remodelaciones de Gobierno.
Alavés y vitoriano, militante de la quinta de 1967, Alonso no pierde la ocasión de hacer gala de su origen vasco, de su carácter franco, sin eufemismos, alejado de la dialéctica de salón.
“Esto no es el colegio”, dijo sin ambages hace unas semanas cuando se planteó el debate sobre los viajes de los diputados.
Alcalde de Vitoria de 1999 a 2007, Alfonso Alonso tuvo que sobrevivir, como otros muchos políticos vascos, con la amenaza de ETA, en un momento especialmente duro y en un ambiente francamente hostil.
Como primer edil de la ciudad no dudó en enfrentarse con la palabra al silencio impuesto desde hacía lustros por ETA y su diferentes marcas políticas. Simultaneó durante un tiempo la alcaldía y el escaño en el Congreso, para dedicarse por completo a la Cámara baja a partir de 2008. En la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero fue  “mano derecha” de Soraya Sáenz de Santamaría. Con la llegada del PP a la Moncloa, Rajoy volvió a contar con él, esta vez para defender las políticas del Gobierno.

Alfonso Alonso, la voz del PP en el Congreso, pasa a ser ministro de Sanidad

Te puede interesar