BETANZOS-La Guardia Civil investiga si el asalto al constructor tuvo un móvil económico

Copia de El Ideal Gallego-2014-01-31-019-e4b3db55

La Guardia Civil investiga si el ataque sufrido por un constructor local el pasado miércoles en la avenida de Castilla tuvo un móvil económico. El suceso, un posible intento de secuestro, ocurrió minutos antes de las ocho de la tarde en las inmediaciones de la vivienda unifamiliar en la que reside el empresario, al borde de la carretera N-VI.
El hombre, que logró liberarse de sus agresores, denunció los hechos en el cuartel de la capital brigantina, donde se presentó sobre las 20.30 horas. Según su declaración, una furgoneta blanca le bloqueó el paso cuando trataba de acceder en su coche al garaje de la casa, en la salida de la ciudad hacia Madrid. Del interior del vehículo salieron dos hombres encapuchados, que se dirigieron a él en actitud amenazante y trataron de agredirlo con un “taser”, una pistola eléctrica paralizante. Según expuso, en ese momento se inició un forcejeo, del que el denunciante logró zafarse y escapar a pie de sus agresores que, al no conseguir su objetivo, huyeron en la misma furgoneta por la N-VI.
La Guardia Civil trata de localizar el vehículo y a los asaltantes, esclarecer las circunstancias del caso y aclarar cuál era la intención de los asaltantes, así como el móvil del suceso, que podría ser económico. De momento apelan a la cautela y no descartan ninguna hipótesis.

Conmoción
El suceso, que adelantó El Ideal Gallego en su edición de ayer, causó gran expectación entre los vecinos, todavía conmocionados con lo ocurrido al empresario de Cambre, cuyos supuestos secuestradores acudieron a declarar al juzgado de Betanzos.
El hecho de que los agresores tratasen de reducir a la víctima con un arma de electrochoque fue uno de los aspectos que más llamó a atención. El “taser”, al contacto con la persona, produce unas descargas eléctricas que imitan las señales nerviosas, que hacen que se inmovilicen todas las extremidades.
Precisamente ayer, el constructor estaba llamado a comparecer en la Audiencia coruñesa, donde tenía un juicio en relación con la venta de inmueble en la Rúa do Frade y, según diversas señalan fuentes, no hizo mención alguna al intento de secuestro que denunció el día anterior.  

Silencio
Una vez que trascendió la identidad del agredido, su abogado, preguntado por el intento de secuestro, evitó hacer declaraciones sobre este particular. El supuesto ataque se produjo el mismo día en que los ocho detenidos por el secuestro de un empresario de Cambre comparecieran ante la titular del juzgado número 1 de Betanzos, quien ratificó el auto de prisión dictado el domingo por la jueza de guardia.
Teniendo en cuenta la coindicidencia de ambos casos, tanto en el tiempo como en la zona donde se produjo, los vecinos de la comarca no ocultan su preocupación y se preguntan qué está pasando.

BETANZOS-La Guardia Civil investiga si el asalto al constructor tuvo un móvil económico

Te puede interesar