El mundo ensalza a Madiba como figura universal de los derechos humanos

El príncipe Felipe, el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, y Rajoy
|

Los líderes mundiales ensalzaron ayer a Nelson Mandela como una figura universal en la defensa de los derechos humanos y agradecieron a Sudáfrica el ejemplo de convivencia que ha dado al mundo tras la supresión del régimen racista del “apartheid” que logró su expresidente.
En el estadio de fútbol FNB de Johannesburgo decenas de miles de personas pudieron escuchar las intervenciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el de Cuba, Raúl Castro; y la de Brasil, Dilma Roussef, entre otros mandatarios.
España estuvo representada por el Príncipe de Asturias y por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
Entre los oradores, el que más entusiasmo despertó fue Barack Obama, quien al igual que Mandela en Sudáfrica, es el primer presidente negro de su país.
El líder estadounidense, que estuvo arropado en las gradas por sus antecesores Bill Clinton y George Bush, y a quien los africanos consideran muy próximo por su raíces kenianas, agradeció a Sudáfrica que compartiera a Madiba (como se conoce popularmente a Mandela) con el resto del mundo.
Mandela “fue el último libertador del siglo XX”, que “nos enseñó que nada es imposible hasta que está hecho”, y Sudáfrica “nos enseñó que podemos elegir un mundo donde no haya conflicto, sino justicia y paz”, subrayó.
Muy ovacionado, y al contrario de otros discursos que fueron ignorados por el público, que prefirió en muchas ocasiones cantar, bailar o buscar famosos entre la grada VIP, Obama criticó que, en contra del legado de Mandela, todavía haya niños sufriendo de hambre, escuelas cerradas, gente perseguida por sus ideas políticas.
Por su parte, el presidente de Cuba, Raúl Castro, calificó a Mandela como un “símbolo supremo de la lucha revolucionaria”, y advirtió de que “la humanidad no podrá responder a sus colosales desafíos sin una concentración de esfuerzos entre todas las naciones” como la que promulgó el exmandatario fallecido.
Raúl Castro dijo también que América Latina y el Caribe avanzan ya “hacia la unidad y la integración”, y sostuvo que Mandela, al que definió como un “profeta de la libertad y de la reconciliación”, fue un “ejemplo insuperable” para todos los países que conforman esta zona geográfica.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró que Madiba, a quien considera la personalidad “más extraordinaria” del siglo XX, “inspiró la lucha civil en Brasil y América del Sur”.
Por otro lado, Mariano Rajoy habló ayer con Obama al coincidir ambos en el acto de Johannesburgo. Mientras, el Príncipe Felipe, también presente en el acto, expresó su “gran tristeza” por la muerte de Mandela, “una persona querida y respetada en todo el mundo” y una figura importante “para el fin de un símbolo oscuro del pasado, el apartheid”, a la que tuvo “la suerte y el honor” de tratar.
También el mundo de la cultura estuvo representado en la ceremonia religiosa con la presencia, entre otros, del cantante y líder de U2, Bono, y la oscarizada actriz Charlize Theron.

El mundo ensalza a Madiba como figura universal de los derechos humanos