Los hoteleros prevén un aumento de la ocupación en Semana Santa por primera vez en la crisis

GRA094. VALENCIA (Comunidad Valenciana) 17/03/2014.- Dos jóvenes turistas observan a las falleras de una comisión este mediodía en un pasacalle por el centro de la ciudad. Miles de falleras y falleros participarán a partir de l
|

Los hoteleros españoles prevén que la ocupación de sus establecimientos crezca en Semana Santa por primera vez desde el inicio de la crisis, unas expectativas que basan en la recuperación del turismo nacional y en que las reservas hasta junio están aumentando entre un 15 y un 20%.
Junto a las buenas expectativas para el mercado nacional, el sector espera que la llegada de turistas extranjeros crezca en la primera mitad del año un 5,9% y supere los 25,5 millones, destacó ayer el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas.
Por destinos, en Semana Santa los pronósticos apuntan a una buena temporada en las ciudades relacionadas con el turismo religioso, así como en el Levante, según Molas, quien destacó que el mal tiempo y el hecho de que no haya habido puentes desde que comenzó el año hace que haya “necesidad de vacaciones”.
“Los datos reales nos hacen pensar que las cosas están cambiando en positivo”, subrayó Molas, quien apuntó que, por ejemplo, las ventas de cruceros se han incrementado un 18% hasta febrero y que hay grupos hoteleros cuyas reservas para Semana Santa, mayo y junio están creciendo por encima del 17% respecto al año pasado.
Por mercados, los operadores europeos indican que las llegadas de alemanes y nórdicos aumentarán el 2% hasta junio; las de británicos, el 3%, y las de suizos, el 4%, apuntó Molas, quien subrayó que el año pasado llegó a España la cifra récord de 60,6 millones de visitantes.
Si no ocurre nada y se mantiene la “tónica” en la llegada de turistas, así como los porcentajes de reservas, “no nos equivocaríamos” en decir que la llegada de extranjeros aumentará un 5 %.

Los hoteleros prevén un aumento de la ocupación en Semana Santa por primera vez en la crisis