La UME contiene el coronavirus en puntos de extrema sensibilidad

Los integrantes de la UME centraron su actuación en la desinfección de los exteriores de los lugares de riesgo como el Chuac | patricia g. fraga
|

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ya se desplegó por la ciudad. Desde el mediodía de ayer, medio centenar de militares centraron su labor de contención del coronavirus en puntos y lugares de extrema sensibilidad como son centros hospitalarios, comisarías o estaciones de tren y autobuses.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la actividad se inició tras la reunión presidida por la subdelegada en A Coruña, Pilar López-Rioboo, en el Centro de Coordinación Operativo.

El despliegue de los casi cincuenta integrantes de la UME y de los quince vehículos de la brigada comenzó en el Chuac por ser uno de los puntos de mayor concentración de personas y en especial de colectivos de riesgo.

 

Exteriores

Las labores, que se centraron en la desinfección de exteriores, continuaron en las estaciones de tren y de autobuses para, más tarde, desplazarse hasta la comisaría de la Policía Nacional y de la comandancia de la Guardia Civil en Lonzas. Los trabajos finalizaron en la Casa del Mar, alrededor las 22.00 horas y todos los integrantes pernoctaron en las instalaciones del acuartelamiento de Atocha desde donde partirán hoy hacia otra ciudad sin determinar.

Esta actuación se integra dentro de la Operación Balmis, con la que el Ministerio de Defensa rinde homenaje a la expedición humanitaria que lideró el médico militar Francisco Javier Balmis para llevar la vacuna de la viruela a los territorios del imperio español en América y Filipinas, entre los años 1803 y 1806.

 

Expedición desde A Coruña

La expedición partió desde el puerto de A Coruña y otra protagonista del viaje fue Isabel Zendal, la enfermera vecina de la ciudad que cuidó de los niños de la Casa de los Expósitos.

Los expertos calculan que en esa campaña se vacunaron a más de 250.000 niños. Incluso se vacunó a menores de la isla de Santa Elena que en ese momento pertenecía al imperio Británico.

Por su parte, el responsable de esta operación, el general Miguel Ángel Villarroya, garantizó que la batalla contra el coronavirus “la vamos a ganar”.

La UME contiene el coronavirus en puntos de extrema sensibilidad