Feijóo reivindica las multas a las firmas eléctricas y se abre a ampliar el tique social

Feijóo muestra papeles durante el debate plenario xunta
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que su Gobierno hará “todo lo que esté en su mano” para que la subida de la luz no afecte a las personas con más dificultades, reivindicó el número de expedientes sancionadores abiertos a eléctricas por casi 24 millones y adelantó que se estudiará ampliar el tique social eléctrico autonómico, del que hasta ahora se atendieron “el cien por cien” de las solicitudes.
El anuncio se produjo entre las duras críticas del portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, quien denunció que la Xunta había desviado dinero del tique social gastos como la luz de la Cidade da Cultura. “¿Hace frío en Monte Pío?”, llegó a preguntar a Feijóo.
En el caso del Gaiás, el dirigente de En Marea acusó a la Xunta, además, de intentar “ocultarlo” transfiriendo inicialmente una partida de 261.000 euros procedente de los fondos del tique a un programa de gasificación y que posteriormente se destinó “íntegramente” a la Cidade da Cultura. Bromeó con que “Valle-Inclán estaría orgulloso” de la actuación del Gobierno gallego.
“Quería ocultar que sacaban el dinero de la gente que no tenía electricidad para enterrarlo en el Monte Gaiás”, afeó, antes de pedir a los populares que “no se escondan mediante unas estructuras falsarias, igual que hace Bárcenas en Suiza creando sociedades interpuestas”. También denunció que la Xunta redujo en 2016 una partida 25.000 euros del plan de conciliación y dinamización demográfica para “pagar una sentencia por despido nulo”. Así, concluyó que la política social de la Xunta es “una política de cartón piedra, falsa, fría e insensible”.
Feijóo, quien aseguró que sí sabe lo que es pasar frío porque nació en una casa sin calefacción, contraatacó con referencias a la reducción de recursos para la renta social en A Coruña, gobernada por Marea Atlántica.

hasta 6.000 hogares
Además, Feijóo insistió en que, cubiertas todas las peticiones del tique social eléctrico de la Xunta (hasta “6.000 hogares gallegos”), el resto de fondos fueron a impulsar el comercio de proximidad y las plazas de abasto, a promover el termalismo, desarrollar “medidas de eficiencia energética” en el Gaiás, y a defender los intereses de la comunidad ante el Tribunal Internacional de La Haya por la demanda de Corcoesto.
“Porque nosotros defendemos los intereses de Galicia, aunque haya empresarios que nos denuncian por eso. Y defendemos a los ciudadanos. ¿Sabe cuantos expedientes abrieron en Gobiernos anteriores de expedientes sancionadores a las eléctricas? Nueve, por un importe de 97.000 euros. Nosotros abrimos 2.400 expedientes, por 23,8 millones. Así defendemos a los consumidores gallegos”, reivindicó. “Aquí no hay desvío, señoría, aquí hay defensa del país”, agregó el presidente gallego, al tiempo que incidió en el incremento de presupuesto en materia de pobreza e inclusión social hasta los 98 millones (desde los 66 millones recibidos “de un gobierno progresista”, una subida del 47 por ciento), que “lamentablemente se ejecutó porque hay mucha necesidad”.

Feijóo reivindica las multas a las firmas eléctricas y se abre a ampliar el tique social