El PSOE apuesta por los pactos con la izquierda siempre que sean coherentes

GRA060. MADRID, 30/05/2015.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (primera fila-3d), junto a la presidenta del partido, Micaela Navarro (primera fila-3i), el secretario de Organización y Acción Electoral, César Luena (
|

El Comité Federal del PSOE acordó ayer que en aquellos municipios y comunidades donde los socialistas sean primera fuerza de la izquierda, se podrán entablar pactos de investidura o de coalición con Podemos y otros partidos si son “coherentes”, están basados en políticas de progreso y favorezcan la estabilidad.
La resolución política aprobada por el máximo órgano del partido también establece que donde el PSOE tenga un menor peso que Podemos, la voluntad será “la de no formar parte de esos gobiernos”, una postura similar a la decretada por la formación que lidera Pablo Iglesias.
A pesar de la amplia mayoría que ha avalado el documento, algunos ‘barones’ territoriales de más peso, como la andaluza, Susana Díaz, el asturiano, Javier Fernández, y el extremeño, Guillermo Fernández Vara, a los que se ha sumado el diputado Eduardo Madina, han avisado de los riesgos que entraña pactar con Podemos, por lo que han pedido prudencia a la hora de cerrar estos acuerdos.
La disposición de los socialistas es buscar entendimientos con “generosidad y apertura de miras, sin imposiciones, ni apriorismos”, pero dejando claro que la meta “no es pactar y llegar a los diferentes gobiernos a cualquier precio”.
“Queremos acuerdos que cambien las políticas, no meros repartos de poder”, señala la resolución del comité de ayer.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también pone como condición que las alianzas se adopten “en coordinación” con la dirección federal con el fin de que no afecte al proyecto del partido con vistas a las elecciones generales de noviembre. En su discurso al comienzo de la reunión, Sánchez aseguró que el PSOE se ha ganado la “legitimidad” de liderar el cambio y de encabezar los gobiernos de progreso para desbancar al PP.
Por ello, emplazó a Podemos y Ciudadanos a “no dar lecciones” y a decidir si apoyan al PP para que siga en el poder o lo hacen al PSOE para que pueda ser viable el relevo. “Las urnas son la mejor cura de humildad. Ahora, son esos partidos los que tienen que decidir si apoyan al PP o al PSOE. Los ciudadanos les juzgarán por ello”, les retó.

principios
Al contrario que la formación que lidera Pablo Iglesias, Sánchez reivindicó la solidez de los valores de su partido: “Nosotros no giramos, nos reafirmamos en los principios que representa el PSOE y que son mayoritarios en la sociedad española”.
El secretario general hizo hincapié en que “la única alternativa posible a la derecha” es el PSOE, desde “el diálogo y la estabilidad”, y que donde no gobierne, será “muy exigente” en el cumplimiento del programa de izquierda.
Frente a quienes temen que el nuevo escenario político puede suponer una amenaza, Sánchez garantizó que “España no está en peligro”, que los socialistas siguen siendo “la izquierda que atrae al centro” y que están empeñados, “con humildad, a gobernar el cambio, no a administrar un recambio”.

El PSOE apuesta por los pactos con la izquierda siempre que sean coherentes