Los bomberos rescatan un cadáver que flotaba en el mar frente a las rocas de la Domus

Los bomberos sacaron el cadáver, que tenía el brazo derecho rígido y en alto, con una camilla JAVIER ALBORÉS
|

El cuerpo de un hombre de unos 50 años fue rescatado ayer de las aguas de la bahía del Orzán, en As Lagoas, donde se encontraba flotando ante las rocas del Paseo marítimo a la altura de la Domus.
El cuerpo fue descubierto por un transeúnte, quien alertó a las autoridades pasadas las cinco de la tarde. Los bomberos llegaron al lugar de los hechos y, poco después, era extraído de las aguas empleando una autoescalera. Por el momento, se ignora la identidad de la víctima, que está investigando la Policía Nacional. De hecho, unos agentes del 091 habían descubierto por la mañana, en Las Esclavas, varias pertenencias personales (incluida una cartera) que se confirmó que pertenecían a la víctima, y ya existía una denuncia de desaparición que parece corresponder al sujeto rescatado de las aguas. Además, en el cuerpo encontraron una bolsa de colostomía procedente del hospital Oncológico, lo que le señalaba como un paciente.

reciente
Por otro lado, el aspecto del cuerpo indicaba que apenas llevaba unas horas en el mar, así que todo apunta a que se precipitó al océano en Las Esclavas y que la corriente le llevó a cruzar la bahía del Orzán hasta llegar la Domus, a donde acudieron los servicios de emergencia para rescatarlo: no solo los bomberos, sino también efectivos de Urgencias Médicas y de la Policía Nacional y Local, que acordonaron el lugar. Sin embargo, fueron dos de los bomberos, miembros del Grupo de Rescate Acuático (GRA) los que se lanzaron al agua para sacar el cadáver que en ese momento estaba a 20 metros de la orilla.
Pero la corriente lo siguió empujando de manera que llegó tan cerca que no fue necesario: se acercó tanto que desistieron de emplear la moto acuática que habían llevado con ellos y decidieron alcanzarlo a nado. Una vez depositado en las rocas, lo subieron a una camilla de rescate, que a su vez lo llevó hasta el Paseo Marítimo, donde esperó hasta que la jueza de guardia ordenó el levantamiento del cadáver. Cuando eran casi las seis y media, el operativo se dio por terminado.

Los bomberos rescatan un cadáver que flotaba en el mar frente a las rocas de la Domus