La Cámara exige un observatorio para analizar el ámbito comercial

|

El Ideal Gallego-2011-05-07-011-c69d5b82

  redacción>a Coruña

  La Cámara de Comercio exige la creación de un observatorio que sirva para analizar el ámbito comercial de A Coruña y en él deberían estar integradas la Xunta, el Ayuntamiento y las asociaciones comerciales.
La reclamación fue realizada en una sesión plenaria de la entidad, que preside Marcelo Castro-Rial, en la que se analizó la situación creada tras la entrada en funcionamiento de nuevas infraestructuras comerciales de formato de gran superficie de venta y su incidencia en los hábitos de los consumidores y en la animación de la vida urbana.
La Cámara, tras estudiar la actual sobredotación comercial tanto con carácter global como de tipología de formatos, así como la excentricidad urbana de las nuevas implantaciones comerciales en polígonos industriales, conviene en considerar un verdadero problema para el futuro del sector estas circunstancias, además de repercutir en la desertización de las áreas urbanas de convivencia.
Asimismo la entidad cree que sería pertinente plantearse como objetivo la revitalización del comercio en los ambientes urbanos del centro de la ciudad y de los barrios. A pesar de discrepar, según fuentes de la Cámara, del tratamiento que las distintas administraciones han dispensado a la planificación, previsión y autorización de nuevas áreas comerciales. Cuestiones todas ellas que para el ente son irreversibles en estos momentos.
El órgano presidido por Castro-Rial también considera que la capacidad de atracción regional y extrarregional de las instalaciones comerciales, con las que cuenta A Coruña, podrían ser utilizadas como fuerza de arrastre para, a su vez, atraer hacia el centro de la ciudad a los visitantes y reconstruir un tejido comercial urbano especializado “dentro de las propias tipologías que las capacidades de la ciudad admita”.

Sumar, no restar > La Cámara se muestra dispuesta por su parte a sumar y no restar si se realiza un plan estratégico bien estudiado que genere una atractiva oferta alternativa y complementaria a las de las grandes áreas comerciales.
Por ese motivo se ofrece como foro de diálogo y planificación de las necesidades para el mantenimiento y sostenibilidad de un tejido comercial urbano con permanencia de futuro. Al tiempo que reclama a las asociaciones y administraciones local y autonómica que promuevan soluciones para lo que considera problema sobrevenido.


 

La Cámara exige un observatorio para analizar el ámbito comercial