Galicia aconseja Navidad de una unidad familiar aunque haya matices con topes

Galicia aconseja Navidad de una unidad familiar aunque haya matices con topes
|

El comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia ha aconsejado, como ideal, que las reuniones navideñas estén compuestas en Galicia por una única unidad familiar en todas y cada una de las fechas habituales de encuentros, si bien se contemplan ciertas salvedades, aunque con topes.

Es lo que ha detallado este miércoles el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, tras la reunión del comité clínico que asesora al Gobierno gallego, órgano que recomendó que las celebraciones se lleven a cabo con una única “burbuja de convivientes”, con la salvedad de “incorporar a alguna persona adicional” en casos principalmente de personas mayores que vivan solas.

En el supuesto de que ese máximo de dos se tuviese que "romper" e ir más allá, el comité establece un tope de seis personas, cómputo en el que no contarán los menores de diez años.

El conselleiro ha insistido en que el grupo “burbuja” debe ser el mismo en cada una de las celebraciones navideñas y, en este sentido, ha pedido “no hacer trampas al solitario” tales como reunirse en las jornadas del 24 y 25 con una unidad familiar y en las del 31 y el 1 con otra, porque eso supondría juntarse varios núcleos de convivencia.

A este respecto, el conselleiro ha subrayado que Galicia trabaja con el “concepto de conviviente” y no de allegados a fin de limitar “al máximo” cualquier tipo de movilidad.

Además, Comesaña ha desgranado otras recomendaciones orientadas a la organización de las comidas y cenas navideñas de cara a que principalmente se celebren al aire libre o con ventilación, que la mesa sea colocada por una sola persona que previamente ha de desinfectarse las manos, que se eviten los saludos o que no se compartan bebidas o comidas.

También ha recomendado reducir al máximo las relaciones sociales en los días previos a las reuniones para evitar contagios.

García Comesaña ha considerado que las propuestas de Galicia son muy claras y, ha confesado, no sabe cómo “podrían ser más duras” ya que el Gobierno no “puede pedirle a una familia que no cene” como lo hace en cualquier otra jornada.

El titular del departamento gallego de sanidad ha pedido responsabilidad en el cumplimiento de estas recomendaciones porque “esta es la última Navidad sin vacuna” por lo que no se debe tirar “por la borda todo el esfuerzo” realizado hasta la fecha.

“Les pido que no nos relajemos, no vale la pena, tengamos más que nunca una Navidad con 'sentidiño'”, ha pedido García Comesaña.

En otro orden de cosas, el conselleiro ha señalado que durante todas la Navidades el toque de queda seguirá vigente entre las 23 y las 6 horas con la excepción de Nochebuena y Nochevieja cuando se extiende hasta la una y media de la madrugada.

Respecto a la movilidad, Galicia estará cerrada perimetralmente entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, aunque con las excepciones de motivos laborales, sanitarios, educativos o de reagrupamiento familiar.

En cuanto a la movilidad interna dentro de la Comunidad, seguirán vigentes las restricciones que cada semana marca el órgano asesor de la Xunta, aunque con las mismas salvedades que en el caso externo.

En tanto que el reagrupamiento familiar “está permitido en todo el Estado”, Galicia obligará a cumplimentar el registro de viajeros a todas las personas que vengan de comunidades con incidencias por encima de 250.

Además, incluso se contempla la posibilidad de realización de una prueba para estos casos, entre los que se incluyen los estudiantes que realizan el curso fuera de la comunidad que serán llamados por el Sergas para someterse al test pertinente.

Junto al conselleiro, Marina Varela, miembro del comité clínico, ha defendido que en la comunidad gallega se apuesta por esta serie de limitaciones en el que se recomienda “altamente disminuir cualquier tipo de interacción” porque “nos encontramos en un momento de extremado riesgo” porque el virus “sigue ahí”.

Galicia aconseja Navidad de una unidad familiar aunque haya matices con topes