El árbitro impide al Lugo arañar un punto en Gijón

11 noviembre 2014 Fútbol Segunda División Temporda 2014-2015 David Aganzo, delantero del Club Deportivo Lugo

El Sporting de Gijón se sitúa como colíder y establece un nuevo récord de partidos consecutivos sin perder en Segunda División A al vencer por 2-1 a un Lugo, al que le anularon un gol en el tiempo de descuento por una dudosa falta de Iriome sobre Bernardo.

Aunque los locales fueron los que pusieron el balón en juego el Lugo se adueñó inmediatamente de él y lo movía con acierto a pesar de la presión gijonesa.
Los asturianos perdían el balón con mucha rapidez porque buscaban acciones rápidas y con desplazamientos largos que eran fácilmente controlados por los gallegos, que aprovecharon una de sus primeras llegadas para adelantarse en el marcador.
Fue en una internada por la banda de De Coz que centró, el balón que tocó en Jony e hizo variar la trayectoria y posibilitó el remate de cabeza de Aganzo, anticipándose a los dos centrales.
El gol hizo justicia y, a pesar de encajar, el Sporting no reaccionaba, por lo que Juan José apenas tenía que intervenir.
Pero el Lugo hizo una falta alejada del área, que Jony lanzó con la intención de que alguno de sus compañeros rematara la pelota, pero ni estos ni los defensas acertaron a tocarla y el balón acabó en el fondo de la red en una acción afortunada para los locales.
El Lugo acusó el golpe y pasó de dominador a dominado porque desde ese momento, minuto 31, hasta el final de la primera parte el Sporting jugó mejor y gozó de mayores ocasiones, pero los dos equipos se retiraron a los vestuarios con empate en el marcador.
Quique Setién se encontró con que el segundo minuto de juego de la segunda parte tuvo que cambiar al lateral De Coz por lesión cuando en la primera parte tuvo que hacer lo mismo con Pita. Dos cambios obligados y toda la segunda parte por jugarse.
Los locales fueron a por el partido y más después de que Abelardo cambiara simultáneamente a Rachid y Carlos Castro por Nacho Cases y Pablo Pérez, que le dieron más movilidad al juego.
El Sporting dominaba pero el Lugo también creaba peligro porque salía a la contra. Pero el equipo de Abelardo tiene muy trabajadas las jugadas a balón parado y en una de ellas los gijoneses dieron la vuelta al marcador.
Fue en un córner lanzado por Juan Muñiz al primer palo donde llegó Pablo Pérez para tocar de cabeza al fondo de la red.
El gol enardeció la grada pero el Lugo se encontró con el regalo de Álex Menéndez, que vio su segunda tarjeta amarilla en una absurda entrada a Dalmau.
Fueron casi 10 minutos de constante acoso del Lugo sobre la meta de Cuéllar que estaba resolviendo con acierto pero el partido terminó con polémica porque el árbitro anuló un gol de cabeza de Iriome al considerar que había hecho falta a Bernardo en el salto.

El árbitro impide al Lugo arañar un punto en Gijón

Te puede interesar