La música siguió el paso del recorrido de la Piedad

Copia de El Ideal Gallego-2016-03-23-013-a04a1f23
|

Aunque en esta ocasión el Ayuntamiento no estuvo presente en el paso que, habitualmente, le es consignado en la Semana Santa coruñesa, la procesión de la Piedad volvió a recorrer la Ciudad Vieja entre multitud de fieles devotos, interesados en esta tradición y el sonido de los tambores con los que una banda acompañó la cita confesional organizada por la Cofradía de Nuestra Señora de la de la Soledad y del Santo Entierro.
Niños y mayores tomaron parte en el paso, que por segundo día iluminó las calles empedradas del casco antiguo coruñés y cambió la iluminación eléctrica por la de una multitud de cirios. Entre el pasillo procesionó desde el Templo de la Orden Tercera la talla del siglo XIX de la Piedad, que simboliza el descendimiento de Cristo de la Cruz, en el instante en el que la Virgen María recoge entre sus brazos a su hijo ya muerto. 
Además, la jornada empezó con el cierre del XXVII Encuentro de Música Religiosa que, en paralelo a la Semana Santa ofreció los últimos días varios conciertos. Ayer el turno fue para el Coro de la Sagrada Familia, que llenó de música la Colegiata de Santa María del Campo.

La música siguió el paso del recorrido de la Piedad