Sanidade mantiene las restricciones y valora exenderlas a Sanxenxo, A Rúa y Chantada

García Comesaña llega a la sala de prensa para informar sobre la situación de la pandemia | aec
|

Levantar las restricciones que desde hace una semana imperan en unos sesenta municipios gallegos no está, por el momento, dentro de los planes de la Consellería de Sanidade, que considera que la evolución de la pandemia en Galicia es “positiva” aunque debe ser vista con un “optimismo prudente” ante el aumento de pacientes que llegan a las unidades de cuidados de intensivos, que se han incrementado un cuarenta por ciento en los últimos quince días.

Con todo, según comentó el responsable de Sanidade durante una entrevista que concedió ayer a la Radio Galega, la presión hospilaria en Galicia está todavía lejos de los peores momentos de la primera oleada de la pandemia.

 

Lejos del pico de primavera

Así, las unidades de críticos se encuentran en estos momentos en “un 43%” respecto al pico máximo de ocupación registrado en primavera, mientras que las camas convencionales de hospitalización están en torno al cincuenta por ciento si se toma el mismo punto de referencia.

De este modo, García Comesaña considera que hay que tomar con “un optimismo prudente” la evolución de la pandemia, que alcanzó un punto de “equilibrio estable” con el “freno” del crecimiento de contagios que, con todo, no cree que signifique que Galicia haya alcanzado el pico de la curva en la segunda oleada de la pandemia.

 

Hasta diciembre

“La tendencia (al alza) se detuvo pero no empezamos a descender de la forma que nos gustaría”, manifestó el titular de Sanidade, que descarta por el momento levantar las medidas restrictivas que imperan en parte de la geografía gallega y que se van a mantener, al menos, hasta comienzos de diciembre, pues el objetivo marcado por el comité clínico, como recordó el conselleiro, era esperar cuatro semanas a ver la efectividad de las medidas.

Unas restricciones que se ampliaron este fin de semana a la comarca de Bergantiños –salvo A Laracha– y Ribadavia y que podrían extenderse a otros municipios. En concreto, según ha reconocido el conselleiro, el comité clínico monitoriza de forma “detallada” la evolución epidemiológica en A Rúa, Chantada y Sanxenxo. El martes, el comité decidirá si se implantan las restricciones en estos tres ayuntamientos.

Además, García Comesaña comentó que el comité clínico trabaja en la elaboración de un protocolo de desescalada para definir cómo y bajo qué criterios se podrían levantar las actuales restricciones que confía en que se relajen a tiempo para no interferir con las próximas fiestas navideñas.

“Todo el mundo estará de acuerdo en que va a ser una navidad diferente”, señaló el conselleiro de Sanidade, que subrayó  que el nivel de medidas restrictivas durante las fiestas dependerá del “resultado” que se obtenga con las que están en vigor en estos momentos.

 

Resetear el sistema

“Si todas estas medida ayudan a resetear el sistema podremos afrontar una Navidad con algún tipo de restricción, pero disfrutando de encuentros”, continuó García Comesaña, que también recordó que, tal y como anunció el pasado miércoles en el pleno de Parlamento, en los próximos días se incluirán los datos de casos activos por municipio en la página web de la Consellería de Sanidade.

Por el momento, en un formato criticado por la oposición y varios alcaldes gallegos, se ofrece en la web del Sergas un mapa con alertas por colores que marcan los grados en que se encuentra cada zona pero no aclara el número de contagios por ayuntamiento.

Ahora, como ha concretado García Comesañana, se ofrecerán las cifras de incidencia acumulada por ayuntamiento, siempre que el municipio esté por encima del umbral de los 10 casos activos.

 

Plan de contingencia

Por último, también se ha referido a la negociación del plan de contingencia Covid-19 en materia de Recursos Humanos presentado por la Administración sanitaria el 6 de noviembre, al que los sindicatos presentaro alegaciones, queda abierta y continuará en cuestiones como el teletrabajo y la flexibilidad horaria.

El titular de Sanidade señaló que la negociación con los representantes sindicales radica en la fijación de un protocolo para la movilidad de empleados o su reasignación, cuestiones que están “en la normativa general” y que deben contar con “criterios homogéneos”.

Sanidade mantiene las restricciones y valora exenderlas a Sanxenxo, A Rúa y Chantada