Rato defiende que la tarjeta que usó era legal y formaba parte de su retribución en Caja Madrid

|

El expresidente de Caja Madrid y Bankia Rodrigo Rato señaló que se le otorgó una tarjeta “black” “perfectamente legal y equiparable” al resto del sector y aseguró que era parte de su retribución durante su etapa de mandato en Caja Madrid.
A preguntas del fiscal Alejandro Luzón, el que fuera presidente de la entidad nacionalizada entre 2010 y 2012 comenzó a declarar en el juicio por el uso presuntamente fraudulento de las “black”, donde aseveró que la citada Visa constaba en su contrato como miembro del comité de dirección –no como miembro del consejo de administración– y que no modificó los gastos otorgados durante su etapa de presidencia de Bankia.
Además Rato, que cargó 99.084 euros a su plástico entre los años 2010 y 2012, aseguró que Caja Madrid disponía desde 2004 de un comité de retribuciones “cuya función era la fijación de incentivos”.
De este modo, citó a su predecesor al frente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que fue quien inició la semana pasada la ronda de interrogatorios en el marco del juicio que sienta en el banquillo a 65 ex altos cargos y directivos de Caja Madrid y Bankia por el uso presuntamente fraudulento de los plásticos, para asegurar que se otorgaron las tarjetas “para gastos personales” y que no eran adicionales a lo que su contrato reflejaba.
En línea con lo expuesto por Blesa, criticó la información de Bankia y dijo que la entidad ocultó referencias de algunas cuentas. También aseveró que los detalles de las tarjetas estaban mal contabilizados y que él no borró ninguna información relacionada con las tarjetas opacas a preguntas del fiscal de si había querido eliminar “alguna pista” sobre estas.
Por su parte, el exconsejero de Caja Madrid Moral Santín aseguró que las tarjetas fueron entregadas para utilizarlas “sin justificación” y calificó de “error” referirse a ellas como una “retribución” porque en realidad era un medio de pago.
Moral Santín, para el que la Fiscalía pide cuatro años de prisión y multa de 81.000 euros por el uso que hizo de su plástico, dijo que estas tarjetas no aparecían en las actas de retribuciones de la entidad porque no son un concepto retributivo y la normativa no requiere que se identifiquen los medios de pago.
“De lo que hay que hablar es de si las remuneraciones, especialmente las hechas a través de la tarjeta, estaban fiscalizadas y sometidas a los procedimientos normativos de la empresa. Pero es un error entenderlas como retribución porque es un medio de pago”, dijo.

Rato defiende que la tarjeta que usó era legal y formaba parte de su retribución en Caja Madrid