Siete de cada 10 franceses aprueban a Valls en la expulsión de alumna kosovar

Varios estudiantes se manifiestaron ayer con pancartas en contra de la deportación de inmigrantes en París. EFE
|

Siete de cada diez franceses apoyan al ministro del Interior, Manuel Valls, en la deportación la semana pasada de una alumna gitana de origen kosovar, pese a que esta haya puesto al Gobierno contra las cuerdas y conseguido sacar a las calles a miles de estudiantes para mostrar su rechazo.

El 74 % de las 1.090 personas preguntadas por el instituto demoscópica BVA entre los pasados jueves y viernes, según los resultados difundidos hoy, dicen aprobar la postura de Valls en este caso, que le ha hecho acortar un viaje de trabajo a Guadalupe para gestionar la crisis.

La niña expulsada Leonarda Dibrani, de 15 años, cursaba tercero en el colegio André Malraux de Pontarlier y se dirigía con sus compañeros de clase y sus profesores el pasado 9 de octubre a visitar la ciudad de Sochaux, cerca de la frontera suiza, cuando fue detenida para, posteriormente, ser deportada a Kosovo.

El 54 % de los sondeados no se declaran "sorprendidos" por la expulsión de esa joven, y otro 65 %, según esos resultados, se oponen a que el Gobierno anule la expulsión y a que la familia de la niña pueda volver a Francia.

BVA precisa que, "algo sorprendente para un ministro de izquierdas", el apoyo mostrado a Valls es casi total entre los simpatizantes de derechas (89 %), y más moderado entre los de izquierdas, donde ese porcentaje se reduce al 57 %.

El ministro va a recibir hoy el informe encargado a la inspección general de la Administración para determinar si hubo alguna falta en la expulsión de esa alumna, y está previsto que el Ejecutivo galo tome una decisión sobre su regreso hoy o mañana.

Siete de cada 10 franceses aprueban a Valls en la expulsión de alumna kosovar