El Deportivo defiende la continuidad de Lendoiro al frente de la gestión económica

Augusto César Lendoiro
|

El Deportivo defiende la continuidad de su presidente, Augusto César Lendoiro, al frente de la gestión económica de la entidad y así se lo ha comunicado al juzgado que le declaró en concurso de acreedores, en un escrito que ha presentado la asesoría jurídica que trabaja para el club.

El escrito de los abogados que defienden los intereses del Deportivo responde a dos anteriores del administrador concursal designado por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña, la empresa AD Cryex, que pidió este mes "la suspensión de las facultades de administración y disposición de la sociedad concursada".

El juzgado, entonces con Zulema Gento como titular y ahora con Rafael García Pérez como juez sustituto, había anunciado su intención de escuchar a todas las partes antes de tomar una decisión definitiva, que en el caso de ser contraria a los intereses de Lendoiro, apartaría al presidente del club coruñés de la gestión económica de la entidad.

Los abogados del Deportivo entienden que ni hay motivos para proceder al cambio de régimen (de intervención a suspensión) ni tampoco el procedimiento se encuentra en una fase en la que esta modificación pueda producirse.

En este sentido, afirman que sólo se podría dar el cambio en este momento procesal si hubiera constancia, por ejemplo, de actos al margen de las funciones de intervención o falta de colaboración del administrador social con el propio juzgado y apuntan que "es evidente que en este caso no se han dado ninguna de esas situaciones".

Por ello, consideran que la pretensión del administrador concursal debe ser "rechazada", así como las otras solicitudes que ha presentado en el juzgado la sociedad AD Cryex.

En el escrito, el Deportivo también se opone a que Lendoiro deje de percibir su salario como presidente profesional, discrepa sobre las irregularidades contables que denuncian los administradores concursales y sitúa la deuda con Hacienda muy por debajo de los 93 millones de euros que el Fisco reclama, aunque por encima de los 40 millones que el club recogió en sus cuentas anuales a 30 de junio de 2012.

La entidad gallega tampoco aprueba un cambio de la auditora de sus cuentas (actualmente es Olszewski Auditores) y reclama la independencia de las siete sociedades que están participadas por el Deportivo porque no generan pérdidas y se "autogestionan sin que se puedan entender afectados intereses de la concursada".

El Deportivo defiende la continuidad de Lendoiro al frente de la gestión económica