Una red terrorista ubicada en Marruecos planeaba atentados en Ceuta y Melilla

Travellers check in in the departure hall after a ceremony at Brussels Airport as it reopens 40 days after deadly attacks in Zaventem, Belgium, May 1, 2016. REUTERS/Eric Vidal
|

Una célula terrorista vinculada al grupo Estado Islámico y que fue desarticulada el pasado viernes en la ciudad marroquí de Nador tenía entre sus objetivos las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, así como Bruselas.
El Ministerio del Interior de Marruecos informó el viernes de la detención de tres supuestos islamistas en Nador, en el norte del país. La célula estaba vinculada al grupo Estado Islámico, del que recibirían instrucciones con el objetivo de instaurar un nuevo “emirato”.
El Gobierno del reino alauí explicó que el objetivo de esta célula era perpetrar atentados suicidas contra instituciones de Marruecos y, de hecho, ya habrían investigado “un lugar sensible” en Nador, siempre según la versión oficial.
El periódico “Le360” añadió ayer Ceuta y Melilla a la lista de posibles escenarios. En el caso de esta última ciudad autónoma, el medio de comunicación marroquí citó como potenciales objetivos el aeropuerto y los servicios de ferry, así como los pasos fronterizos de Ferjana y Beni Ensar. Por otra parte, los detenidos también barajaban un atentado en la capital de Bélgica, Bruselas, supuestamente cometido por un miembro del Estado Islámico que había recibido entrenamiento en Irak.
La célula estudiaba una amplia lista de acciones en el norte de Marruecos, principalmente en Nador y sus inmediaciones. Instalaciones militares y policiales y lugares públicos especialmente frecuentados formaban parte de sus planes, según las “fuentes informadas” citadas por “Le360”. Asimismo, planificaban la decapitación de cuatro estudiantes de izquierdas en una facultad de la ciudad de Zeluán, situada en la provincia de Nador.  
Por otro lado, los servicios secretos suizos vigilan en internet a unos 400 posibles yihadistas que podrían suponer un peligro para la seguridad, según informó el propio Servicio Federal de Inteligencia (NDB).
Suiza no está considerado como un objetivo prioritario para los islamistas porque no participa en acciones militares contra grupos como el Estado Islámico, pero aún así las autoridades han incrementado el nivel de alerta, según explica el NDB en su informe anual.
El documento incluye una fotografía colgada en la red de un pasaporte suizo junto a un cinturón de explosivos pertenecientes a un yihadista que habría estado en Oriente Próximo o un vídeo en el que la bandera suiza aparece junto a otras 60 enseñas de países considerados objetivo de los terroristas.

Una red terrorista ubicada en Marruecos planeaba atentados en Ceuta y Melilla