Fontán alaba el civismo en una noche de San Juan con solo dos sanciones por hacer hogueras

Carlos García Touriñán y Esther Fontán hicieron balance ayer en Riazor de la noche de San Juan | patricia g. fraga
|

La de San Juan fue una noche atípica en muchos sentidos, uno de ellos, el balance realizado en la mañana de ayer por la concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, y el responsable de Seguridade Cidadá, Carlos García Touriñán, ante una playa de Riazor que amaneció este 24 de junio, por primera vez en mucho tiempo, sin ningún residuo. A modo de breve resumen, la edil alabó el comportamiento ejemplar de los vecinos coruñeses en la noche del pasado martes, que se saldó con solo dos sanciones por la realización de hogueras.
Tal y como explicaba Touriñán, las dos sanciones se dieron en el entorno del Campo de Marte y en la calle de la Ribeira Sacra, ambas por “desobediencia a agente de la autoridad”, ya que en un primer momento sus autores no quisieron apagar las hogueras. Aún así, el responsable de Seguridade Cidadá apuntaba que ambos fuegos eran pequeños y que apenas se dieron “dos o tres amagos” de hogueras en otros puntos.

Fontán, por su parte, mostró agradecimiento a los coruñeses “por su comportamiento ejemplar” durante una noche en la que ni las playas de la ciudad, ni muchos locales de hostelería, acogieron celebraciones.

En cuanto al balance de incidencias, además de las dos sanciones, la concejala señaló que solo se tuvo que intervenir en “casos de mal estacionamiento”. Además, indicó que los servicios de emergencia recibieron un total de 200 llamadas, la mayoría para alertar sobre ruidos. “Ha sido una noche muy tranquila”, sentenciaba Fontán. Apuntó también a la existencia de un par de intervenciones del 061 para traslados, pero añadió que fueron de poca importancia.

Residuos
Los servicios de limpieza recogieron ayer 159 toneladas de residuos inorgánicos y 38 de orgánicos, “un día normal en la ciudad de A Coruña”, apuntaba Fontán, que recordaba que otros años se recogían en los arenales “otras 150 toneladas a mayores”.

“Creo que es un buen momento para reflexionar sobre nuestro comportamiento cívico, que debe seguir siendo este durante lo que nos quede de esta nueva normalidad”, indicaba la concejala, al tiempo que volvía a alabar la capacidad de superación y adaptación de los coruñeses.

Por último, Fontán se mostró esperanzada en la recuperación de la normalidad: “Esperemos que este sea el último año que veamos nuestras playas vacías”.

Fontán alaba el civismo en una noche de San Juan con solo dos sanciones por hacer hogueras