El Ejecutivo valora la transparencia de la Casa Real, a la que no afectará la ley

|

 La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó ayer que la ley de transparencia no afectará a la Casa del Rey porque este no forma parte de la Administración Pública y expresó una “valoración positiva” de las decisiones de esta institución sobre sus cuentas. En conferencia de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría subrayó que el anteproyecto de ley de transparencia está “en línea” con las de otras monarquías europeas, como el Reino Unido, donde la Corona británica no está sujeta al ámbito de aplicación de esta norma. “Estamos hablando de una ley de transparencia de las administraciones públicas”, recalcó la vicepresidenta del Gobierno, antes de insistir en que la Casa del Rey no forma parte de la Administración Pública, como ocurre en el Reino Unido. En todo caso, las decisiones que ha adoptado la Casa del Rey sobre sus cuentas no pueden tener “más que una valoración positiva” por parte del Gobierno, según señaló Sáenz de Santamaría. La número dos del Ejecutivo popular manifestó en este sentido el “máximo apoyo del Gobierno a las decisiones de transparencia que decida adoptar” la institución real.

El Ejecutivo valora la transparencia de la Casa Real, a la que no afectará la ley