El temporal da una tregua y permite que los mercados abaraten el pescado

El Ideal Gallego-2014-01-11-011-7cf21932
|

La flota coruñesa afirmaba hace unos días que la pasada fue la peor campaña de Navidad en años y ese sentir se extendió también entre la mayoría de los pescaderos de los mercados municipales. Sin embargo, ayer las plazas lucieron con normalidad, con tanta cantidad y variedad de pescado como antes de las fiestas. Los placeros, que pudieron bajar notablemente los precios de cara al cliente, achacaron la mejora a un parón en los temporales en alta mar.
Los mercados volvieron ayer a estar repletos de pescado frente a la escasez de las últimas semanas. Aunque en ningún momento llegaron a quedarse totalmente sin mercancía, los pescaderos si tuvieron que pasar las fiestas con los mostradores a medio ocupar. De hecho, en los festivos principales y el resto de los días los clientes tuvieron que escoger entre una lista de productos mucho más ajustada que durante el resto del año. Por eso, una época que a priori se esperaba de grandes ganancias fue más floja que en años anteriores.
Pero los temporales que provocaron el amarre de la flota y la consiguiente bajada en las cantidades de mercancía en las plazas de abastos en paralelo a una mayor carestía han pasado de momento. “Ha vuelto el pescado a las pescaderías y a su precio, más o menos, habitual”, comentaban en la plaza de Lugo, donde se movió bastante clientela.
Hubo días que incluso hubo que cerrar pero ayer no fue uno de ellos. En otros mercados como el de San Agustín también tuvieron puestos llenos aunque puede que enero no vaya a salvar lo que se dejó de ganar en Navidad.
“Es el primer día que hay mercancía de verdad en las últimas semanas”, explicó la presidenta de la Asociación de Placeros de San Agustín, Ángela Barrán. El temporal dio una tregua a la flota que el día anterior pudo salir a faenar y llenar la lonja de productos. “Una vez que pasa el mal tiempo el mar se revuelve y el pescado sube hacia arriba por lo que se captura más”, concretó. No obstante, si bien la variedad también parece asegurada para hoy, advierte que si se registrase una nueva alerta la situación volvería a ser la misma que anteriormente.

bajadas de hasta 12 euros
Respecto a los precios, la representante explicó que “todo está más barato que la semana pasada o que ayer (por el jueves)  pero tampoco han bajado tanto porque es todo mucho más caro que el año pasado a estas alturas”. El precio se encarece desde las subastas diarias en El Muro.
“Aún tienen que bajar mucho más en enero y febrero aunque en marzo habrá una nueva subida hasta Semana Santa; de todos modos todo depende de los temporales porque si los hay las cosas se encarecen y nosotros tenemos que pagar la mercancía”, advierte Barrán.
De igual forma lo ven en la Pescadería Sonia del mercado de Elviña, en donde indican que antes hubo pescado pero que la pasada jornada estuvo marcada por la llegada de “grandes cantidades y variedad”. “Hubo días en los que solo salían cuatro barcos pero al ir todos a faenar entra más cantidad”, insistió la responsable del negocio, que estima que la semana próxima aún bajarán más los precios. De entre lo que más se había disparado, el rape ya ha vuelto de los 24 a los 11,90 euros y el kilo de meiga y el de merluza bajaron unos seis euros, para situarse ambos por debajo de los 10 euros. El marisco, sin embargo, se mantiene todavía a un coste elevado.

El temporal da una tregua y permite que los mercados abaraten el pescado