El Parlamento Europeo avisa al país austral de que la expropiación de la petrolera

|

 El Parlamento Europeo (PE) prevé advertir a Argentina de que la expropiación del 51% de YPF a la petrolera española Repsol tendrá consecuencias en su relación con la UE, incluso en las negociaciones abiertas para un acuerdo de asociación comercial con el Mercosur. En un primer borrador de una resolución que prevé aprobar la Eurocámara el viernes, los eurodiputados recuerdan a Argentina que la UE y el Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) siguen en contacto para alcanzar un acuerdo y que decisiones como la tomada por Buenos Aires para expropiar YPF “no favorecen el clima y el entendimiento necesarios para alcanzarlo”. Sin embargo, fuentes de la Comisión Europea (CE) indicaron en los últimos días que el caso de la petrolera es “completamente independiente” y que no establecen una “vinculación” con el acuerdo con Mercosur.
“Seguimos comprometidos con la conclusión de ese acuerdo”, aseguró el portavoz de la Comisión, Olivier Bailly, el viernes pasado, aunque recalcó al mismo tiempo que es deber de la CE “defender las inversiones extranjeras hechas por los Estados miembros”. En el texto parlamentario también se pide a la Comisión Europea que lleve el asunto y la preocupación de la UE por el mismo ante el G-20 y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Los eurodiputados consideran la expropiación de YPF Repsol como una violación de los compromisos internacionales adquiridos por parte de un Estado miembro de la OMC respecto de uno de sus socios.
Igualmente, se alerta a Buenos Aires sobre las posibles consecuencias que estos actos suelen tener porque alejan a los inversores internacionales de un país. Por otro lado, los eurodiputados piden a la CE que tome cuantas medidas sean necesarias para evitar que se reproduzcan situaciones como las actuales y para defender los intereses europeos. Finalmente, se habla de la tradicional amistad que ha unido a Argentina y Europa y se apuesta por el diálogo y la cordialidad.

El Parlamento Europeo avisa al país austral de que la expropiación de la petrolera