El presidente de la CEG aboga por trasladar el crecimiento de la economía a los salarios

18/01/2016 El nuevo presidente de la CEG, Antonio Dieter Moure Areán. Niega irregularidades pero admite que algunos compromisarios llevaron hasta 30 votos delegados en las elecciones, algo que quiere limitar ESPAÑA EUROPA GALICIA ECONOMIA
|

El nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), el ourensano Antonio Dieter Moure, cree que “sería bueno que se trasladase el crecimiento” a los salarios, pero precisó que “hay que ver las particularidades de las empresas”.
Aseguró que unas de las primeras personas a las que llamó recién aterrizado en la sede de la CEG fue a los tres secretarios de los sindicatos mayoritarios: UGT, CC.OO y CIG. Aspira a reunirse con ellos cuanto antes, puesto que entiende que es “vital” la comunicación con agentes que siguen siendo “fundamentales” y debe retomarse el diálogo social “de inmediato”.
Moure aboga “más” por el diálogo que por la “flexibilidad”. Así, cuando se le cuestionó por la última reforma laboral, no vería con malos ojos que se le introdujese algún cambio “si es positivo”, a pesar de estar “moderadamente satisfecho” con ella.
En cuanto a la economía, el presidente de la patronal gallega, si bien querría un aumento superior al 2,4 por ciento del PIB que pronostica la Xunta, observa “con esperanza” la situación actual. “Creo que saldremos de esta crisis más pronto que tarde, y cuando digo salir de la crisis me refiero a la economía real, que vamos a decir que dejó la recesión”, dijo. 
Para combatir el paro, el problema “endémico” de este país, apostó por “reformas que favorezcan la creación de empleo”, y citó en concreto la necesidad de “llegar a los créditos de forma más económica”. No obstante, para enfrentar la crisis demográfica confesó no tener “la varita”. 
Además, un debate recurrente en Galicia es el de los tres aeropuertos, y Moure evitó polemizar, aunque sugirió una planificación distinta “si se hubiese hecho un planteamiento hace muchos años”.
Moure está a la espera de ajustar agendas para entrevistarse con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una reunión en la que prevé que le acompañen los presidentes de las cuatro confederaciones provinciales, incluido el de Ourense, que fue el otro candidato y que tras los comicios lanzó sospechas de supuestas irregularidades en el censo.
De los dos mandatos de Feijóo hizo balance positivo, aunque matizó que hubo “cosas” que habría preferido “de otra manera”, como el céntimo sanitario. “Eso a los empresarios nos hace mucho daño”, censuró.
La supresión de este impuesto sobre carburantes será una de las reivindicaciones que lleve a la cita. “Otra cosa es que me haga caso”, admitió, después de subrayar que su retirada le vendría “muy bien” a los empresarios y “reactivaría la economía”.
Por otro lado, Moure advirtió de que España, con Podemos en el Gobierno, correría el riesgo de convertirse en Venezuela, Grecia “o algo parecido”.
Pese a que puntualizó que no pretende “demonizar” a la formación liderada por Pablo Iglesias, Moure reprueba que “apoya las políticas en Venezuela” y también las de Syriza, y a él “ni una cosa ni la otra” le gustarían.

El presidente de la CEG aboga por trasladar el crecimiento de la economía a los salarios