La Policía sospecha que el incendio de Esteban Lareo fue intencionado

El Ideal Gallego-2015-04-15-008-b88fc989
|

Lo que parecía un simple incendio doméstico en un bajo de la calle de Esteban Lareo está siendo investigado como un posible caso de violencia doméstica después de que la presidenta de la asociación Ve-la luz, Gloria Vázquez, denunciara que la residente de la vivienda estaba amenazada por su expareja. Según ella, “alguien lanzó algo por la ventana del salón que estaba abierta. Ella estaba preparando el baño con su hija y el perro ladró y les alertó de lo que pasaba”. Antes de salir la madre y su hija de cuatro años, acompañados de una tercera persona, pudieron oler a queroseno. Vázquez asegura que la Policía Científica ha descartado ya el origen eléctrico del fuego. Fuentes policiales señalan a que todo apunta a que fue intencionado, pero que será difícil poder descubrir la autoría de los hechos.
Para empezar, la propia Vázquez reconoce que no hay ningún testigo en el bloque de viviendas que observara a alguien acercándose a la ventana para arrojar el artefacto incendiario, fuera cual fuera. “Esperamos que ahora que sale en los medios, alguien se anime a denunciar”, aclaró la presidenta de la asociación contra la violencia doméstica. Pero, de momento, no se ha localizado líquido acelerante en el lugar de los hechos.
Es posible que la Policía Científica lo descubra tras los exámenes adecuados, pero los servicios de emergencias apuntan a que la forma en la desarrolló el fuego tampoco permite hablar de una rápida propagación. Además, en un principio los bomberos, cuando llegaron al lugar de los hechos para sofocar al incendio, no encontraron a nadie esperándolos, por lo que pensaron que la casa estaba vacía y se limitaron a observar que los cristales de las ventanas se habían roto de dentro a fuera por efecto del calor. En cuanto al origen del incendio, se encontraba entre dos sofás, aunque no han trascendido más detalles sobre cómo se inició la llama.
El motivo principal por el que Vázquez sospecha que se trata de un incendio provocado, aparte del supuesto a olor a queroseno, es que la residente de la vivienda, una dependienta en paro de 32 años, ha sido amenazada en varias ocasiones por su expareja, un vigués de la misma edad, sin oficio conocido. Ha pedido en dos ocasiones una orden de alejamiento pero la han rechazado según Vázquez por “ausencia de miedo en la víctima”.  

Agresiones
La madre soltera había conocido a este individuo en junio del año pasado y, poco después, comenzó a sufrir malos tratos, pero la presidenta de Ve-la luz asegura que solo reunió valor para denunciarlos en octubre cuando acudió por primera vez a la asociación en busca de ayuda tras golpearle en un local público. El dos de marzo presentaron la primera denuncia, aportando como pruebas unas grabaciones en las que se oía al sospechoso profiriendo amenazas. Luego la víctima fue abordada por dos mujeres y un hombre en la calle y le exigieron que retirara la denuncia y luego, otra persona anónima le alertara de más amenazas en Facebook. “Era una mujer que le tiró de la lengua y consiguió sacarle el nombre. Fueron las dos juntas con las conversaciones al juez, pero siguieron sin darle la orden de alejamiento”, comenta Vázquez.
Ahora las críticas de Ve-la luz se centran en el Ayuntamiento, porque creen que el gobierno local debería proporcionar una vivienda adecuada a la víctima del incendio.

La Policía sospecha que el incendio de Esteban Lareo fue intencionado