Sánchez anuncia ante el juez su disposición a renunciar al escaño

El furgón que traslada a Jordi Sánchez llega a la Audiencia Nacional | jj Guillén (efe)
|

El hasta ahora candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Jordi Sánchez, declaró ante el Supremo que está dispuesto a renunciar a su escaño e incluso a dejar la política para salir en libertad. El portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, confirmaba este anuncio tras la celebración de la vista celebrada ayer en el alto tribunal para estudiar su recurso contra la prisión preventiva.


Junto al recurso de Sánchez, el alto tribunal revisió también esta mañana otro presentado por el ex conseller Joaquim Forn. Ambos están imputados en la causa abierta en el Supremo por el proceso independentista y llevan en prisión preventiva desde el pasado otoño.

Y siendo cierto que no hay una solución de continuidad entre una y otra circunstancia, o al menos ninguna fuente lo señaló, es verdad que lo que el abogado defensor de Sánchez dijo ayer a los magistrados del Supremo es que estaría dispuesto a renunciar a su escaño si ello fuera necesario para salir en libertad.

Si fuera necesario
Fue el abogado defensor de Sánchez, Jordi Pina, quien manifestó al Supremo que su cliente estaría dispuesto a renunciar a su acta de diputado, o incluso a más aspiraciones políticas, si fuera necesario para no seguir en prisión preventiva.


El letrado lo explicó en dos ocasiones durante su alocución, según fuentes presentes durante la vista, y argumentó que su representado nunca estuvo en política, sino en la docencia, a la que podría volver, y que lo que quiere es salir en libertad, abrazar a sus hijas, y que si eso pasa por renunciar, estaría dispuesto.
El anuncio no era esperado y, de hecho, fuentes de la defensa habían informado de la intención de insistir en la petición de un permiso para que Sánchez pudiera acudir ante el Parlament para que se pudiera celebrar el pleno de su investidura.

Las mismas fuentes de la defensa de Sánchez explicaron que durante la exposición de unos diez minutos que el imputado realizó ante el tribunal Sánchez no se refirió a la petición de un permiso para acudir al Parlament a su investidura.


El todavía diputado de JxCat tomó la palabra ante la Sala para pedir su libertad afirmando que no cometió ningún delito ni tiene intención de cometer ninguno, de modo que no hay riesgo de reiteración delictiva.
Además, y según fuentes de la acusación popular, Sánchez dijo que nunca recibió instrucciones judiciales, y por tanto no pudo haber desobediencia; que es un hombre de paz y que no detentó ningún liderazgo carismático en proceso independentista, como se le atribuye en los autos que decretaron su prisión.

Sánchez anuncia ante el juez su disposición a renunciar al escaño