Los coruñeses acuden a la llamada a la solidaridad del Banco de Alimentos

El Ideal Gallego-2018-12-01-009-660caae6
|

Unas 2.000 personas se movilizarán entre ayer y hoy en la comarca para la Gran Recogida organizada por el Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial) que este año ha llegado a la campaña con las despensas especialmente escasas de víveres.

Después de que la presidenta de la organización solidaria, Conchy Rey, advirtiera hace unas semanas de que este es el peor año de la crisis para la entidad a nivel de solicitudes de ayuda, los coruñeses se volcaron ayer con la campaña de donación de alimentos. En los 77 supermercados de A Coruña y el área los clientes dejaron kilos y kilos de alimentos no perecederos desde primera hora. Aunque entre A Coruña, Ferrol y Santiago en las dos jornadas trabajarán 3.000 personas para recoger y colocar los productos, la gran mayoría de esta plantilla temporal estará en el área metropolitana coruñesa. 

En concreto, el Balrial estima que entre los dos días contarán con el apoyo de unos 2.000 individuos, si bien el día con más refuerzos será hoy tanto por la afluencia masiva de clientes a las grandes superficies como por la mayor disponibilidad de tiempo para colaborar. Rey explicó ayer que, por ejemplo, habrá padres y docentes –así como algunos jóvenes estudiantes– de distintos centros educativos de la ciudad, que ya aportaron su granito de arena en ediciones anteriores. 


Estos y el resto de voluntarios aceptarán de buen grado cualquier tipo de aportación, pero en estos momentos las necesidades se notan en las reservas de leche, aceite, vinagre, conservas de pescado, conservas vegetales, sal, azúcar, café, cacao o galletas, entre otros alimentos. 

A pesar de que ayer en supermercados como los Gadis, Carrefour, El Corte Inglés o Alcampo ya había mucha mercancía en palés para el traslado, no será hasta el lunes cuando comience esta particular mudanza a los almacenes del banco en A Grela y San José. En esta colaborarán las propias cadenas, el destacamento del Ejército en A Coruña, algunas de las entidades beneficiarias y los voluntarios habituales.

Los coruñeses acuden a la llamada a la solidaridad del Banco de Alimentos