Un centenar de ayuntamientos gallegos se quejan de “abusos” por parte de las eléctricas

alfonso villares comprometió una postura firme de la fegamp efe
|

Más de un centenar de ayuntamientos comunicaron a la Fegamp los distintos “problemas” que de manera “constante” les causan las compañías eléctricas, ante lo que el ente supramunicipal adoptó una postura “firme” por este “abuso”.

El vicepresidente ejecutivo y alcalde de Cervo, Alfonso Villares, explicó ayer en rueda de prensa algunos de estos problemas que figuran en el informe de incidencias que está elaborando y en el que constan, por ejemplo, servicios “ineficaces e ineficientes” y facturas “erróneas casi siempre en favor” de la eléctrica.

“No podemos consentir que fondos que podrían destinarse a servicios sociales o a la atención al ciudadano acaben sufragando facturas de luz que a veces son de dudosa veracidad”, sostuvo Villares, para quien “la legalidad nos daba la impresión de que a veces faltaba”.

 

Vía judicial

Por ello, aconsejó a los consistorios “dejar de protestar de voz” y presentar sus reclamaciones por escrito de manera que, si las eléctricas no responden, y de momento solo lo ha hecho una (Eon) de cuatro, precisó, puedan acudir a la vía judicial.

“Tenemos que estar encima de ellos”, insistió Villares, para quien “no es llamarle presión” sino que “estar ahí encima de esta problemática es el único camino para conseguir los resultados que pretendemos”.

Detalló las acciones que desde la Fegamp se desarrolla en este sector, de manera que sea una “voz única del municipalismo”, como ya se hizo con la telefonía móvil, en una materia tan “sensible” como la eléctrica.

 

Protocolo

Así y tras dirigirse a la Consellería de Industria y al Inega, se creó un grupo de trabajo para analizar los problemas con estas empresas y también se puso en marcha un protocolo de colaboración para fomentar el ahorro en los ayuntamientos que incluye auditorías o controles.

Además, se creó una aplicación informática en colaboración con el Inega para analizar las facturas de los consistorios y poder optimizarlas, si bien todavía hay cosas que “corregir” porque algunos de ellos no pueden acceder a esta herramienta, dijo.

De esta forma y en comunicación directa con los 315 alcaldes gallegos, un tercio hizo partícipe a la Fegamp de su problemática, que está analizando con su personal, previamente formado en este ámbito, para poder mediar con los regidores, y luego con Consumo, Industria y el Inega.

“Esto hay que abordarlo paso a paso pero continuamente”, indicó Villares, quien apuntó a la mediación como el primero de ellos porque “falta comunicación con las eléctricas”, y de hecho permanecen a la espera de que lo hagan Gas Natural-Fenosa, Iberdrola y Endesa.

Una de las cuestiones en las que más incidió es en la “transparencia” que demandan los regidores y que “no haya ningún tipo de oscurantismo” por ejemplo, en las facturas.

En este sentido, apuntó a una “desproporción” entre facturas estimadas y reales, algunas “arbitrarias, ilegibles y exageradas”, acumulación de varios meses en una factura, incluso de más de un año, tardanza en su envío, recepción fuera de plazo o “amenazas” de corte del suministro, lo que provoca “impotencia” en el responsable público que “no sabe a quién dirigirse”.

“No se sabe realmente por lo que se paga, si se paga realmente por lo que se consume”, denunció, quien también ha mencionado facturas “duplicadas”.

 

Un centenar de ayuntamientos gallegos se quejan de “abusos” por parte de las eléctricas