El Inibic estudiará la relación entre las proteínas y los cánceres de mama y piel

El Ideal Gallego-2015-05-12-016-4413f68a_1
|

Es el primer proyecto científico con denominación de origen gallega que cuelga el Fecyt y el ministerio de Economía en su plataforma Precipita, donde anima a las entidades privadas y particulares a financiar estudios científicos siguiendo la estela de otros países que van por delante como Estados Unidos o Alemania.
El trabajo tiene su origen en el Inibic coruñés y lo capitanea un grupo de investigación con María Mayán a la cabeza, que tienen por objeto indagar en la posible relación entre las conexinas, el único mecanismo de comunicación directa de las células, las panexinas o los canales que forman estas proteínas con el desarrollo de la artrosis, psoriasis, el cáncer de mama y el de piel.
De momento, han recaudado 1.600 euros de los 3.000 que fija el portal de mínimo para empezar a investigar. Aunque lo óptimo sería llegar a los 25.000 euros, cuenta la experta, lo importante es iniciar la senda que les llevará a comprobar en qué tipos de tumores de pecho están implicadas las conexinas 43 y 26 y si tienen algo que ver en los de piel, en concreto, en los casos de melanoma y carcinoma basocelular.
Para ello, cuentan ya con las herramientas necesarias. Por una parte, están respaldados por clínicos ya que detrás de todo esto está también el jefe de servicio de Dermatología del Chuac, el doctor Eduardo Fonseca, y el responsable de la unidad de Mama, Benigno Acea.
Aparte, tienen una colección privada de muestras humanas registradas en el instituto Carlos III. María Mayán calcula que en dos o tres años podrán tener sobre la mesa las primeras conclusiones con las que obtener resultados significativos en un plazo de cinco o seis años.
La idea es descubrir durante el proceso nuevas dianas terapéuticas que atacar con fármacos dirigidos y no genéricos, como se está actuando actualmente contra el cáncer: “La quimioterapia es generalizada, nosotros trataríamos de ir a tratamientos directos”. Partiendo de la hipótesis de que estas dos proteínas están vinculadas con la formación de células cancerígenas, trece profesionales buscan el apoyo de la sociedad para darle luz verde a un proyecto en el que cualquiera puede forma parte aportando desde un euro.
En este sentido, su conocimiento les llevó en su momento a confirmar que la conexina 43 era la responsable en la degeneración del cartílago de pacientes con artrosis. Con una patente de comunicación celular registrada ya en los Estados Unidos, los especialistas están a la cola para sumar otras dos, relacionadas con conexinas y artrosis. Sus ganas de seguir creciendo les lleva ahora a tutear al cáncer. n

El Inibic estudiará la relación entre las proteínas y los cánceres de mama y piel