La Atención Primaria se reorganiza con el trabajo “titánico” del personal

Los profesionales sanitarios del área han tenido que realizar un gran esfuerzo para organizar las consultas | Pedro Puig
|

La crisis sanitaria desatada por el coronavirus ha hecho que los profesionales hayan tenido que redoblar sus esfuerzos, no sólo en la lucha contra el coronavirus, sino también para atender el resto de áreas, como es el caso de la Atención Primaria.

Para reorganizar un área como esta y seguir atendiendo a los pacientes, ya sea por vía telemática o presencial, en el caso que sea estrictamente necesario, se requiere “de la implicación de todo el equipo”, apunta el médico de Atención Primaria de la Casa del Mar, Manuel Barral.

Explica que, desde el primer día, en este tipo de atención, se trabaja para adaptarse “a la idiosincrasia de cada centro de salud”, en este caso de la Casa del Mar, donde, por ejemplo, se han establecido “franjas horarias” para que los “pacientes de Sintrom” pueda acudir de manera escalonada y evitar que haya varias personas al mismo tiempo.

Barral apunta que en el caso particular de este centro, “el personal ha hecho un esfuerzo titánico, sobre todo los primeros días, para llamar a todos los pacientes y reorganizar las citas menos urgentes”.

Con esto, han conseguido reducir las consultas presenciales, según el área, entre un 85 y un 90%. Esta reducción se logró gracias a la “conversión en consultas telefónicas todas las posibles, excepto urgencias”, apunta y añade que “todo lo que podía esperar, lo aplazamos”. Todo para “proteger al paciente” y así evitar posibles nuevos contagios.

Además, se estableció un triaje a la entrada, donde se entregaba material de protección a los pacientes, como mascarillas, incidiendo sobre todo en la población con síntomas, “como los problemas respiratorios agudos”.

“Que no se inhiban de llamar”

Tal y como apuntan profesionales de otras áreas, como Cardiología, Barral dice que la protección del paciente es primordial, pero matiza que determinadas urgencias hay que atenderlas igual, “que no se inhiban de llamar si se encuentran mal”.

La Atención Primaria se reorganiza con el trabajo “titánico” del personal