Guaidó celebra la participación en su consulta, pese a la baja asistencia

Una mujer participa en la votación presencial de la consulta popular impulsada por el líder opositor venezolano Juan Guaidó | EFE
|

El líder opositor venezolano Juan Guaidó celebró ayer la participación en la consulta que ha promovido, en la que se pregunta a los ciudadanos si rechazan las elecciones legislativas, pese a la baja asistencia a las mesas instaladas para la votación en persona.

El político reconoció a periodistas que no se había comunicado con el comité organizador, que “está monitoreando el flujo de electores”, pero subrayó que pudo ver “muchísima participación”, algo que contrasta con las imágenes de las mesas en las que no se formaron colas para votar.

También reportó “muchísima participación” a través de las dos plataformas Voatz y Telegram, que se activaron el lunes para responder a la consulta y mediante las que se podía participar hasta la pasada noche, aunque tampoco dio cifras precisas.

Para Guaidó, existe un “gran contraste” entre la participación en la consulta y la de las elecciones del domingo, en las que votó el 30,5% del censo y a las que califica de fraude, lo que cree que es una “manifestación de voluntad de los venezolanos, ejerciendo no solo el rechazo al fraude, sino la voluntad férrea de avanzar”.

 

“Derrota”  

En su opinión, con esta consulta, “se termina de derrotar cualquier atisbo de lo que fue ese fraude del 6 de diciembre”.

En dichos comicios, en los que el chavismo obtuvo el 91% de los diputados, los opositores tradicionales del sector que lidera Guaidó no acudieron a las urnas al considerarlas un fraude.

Sin embargo, sí concurrieron sus partidos, con líderes impuestos por el Tribunal Superior de Justicia, después de que las formaciones fueran intervenidas y manejadas por la institución judicial.

Según constató Efe, ayer no hubo controles en los puntos de participación para que, quienes ya hayan votado en las plataformas digitales, no vuelvan a hacerlo en persona.

Los ciudadanos que acuden a una de las mesas deben anotar su nombre y firmar, un dato que no se coteja con el de otros lugares habilitados a lo largo del país para la consulta, por lo que solo depende de la voluntad de los venezolanos no ir a varios sitios y depositar la papeleta más de una vez.

Quienes participan en la consulta deben contestar, únicamente con un “sí” o un “no”, a tres preguntas que fueron aprobadas por la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), actualmente de mayoría opositora y cuyo mandato concluye el próximo 5 de enero.

Guaidó celebra la participación en su consulta, pese a la baja asistencia