Los vecinos de O Portiño sospechan que el incendio del viernes pudo ser intencionado

|

El Ideal Gallego-2011-07-26-009-62942ba5

  R.L. > a coruña

  Los vecinos de O Portiño no descartan que el origen del incendio que el pasado viernes arrasó diez hectáreas de monte bajo y tres casas del asentamiento chabolista pudiese ser intencionado.
Todavía con el susto en el cuerpo, los casi 300 afectados esperan una respuesta de los agentes de la unidad de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía que estuvieron investigando los últimos dos días en la zona para determinar las causas del fuego.
Aunque en principio no hay una denuncia formal interpuesta por parte de los residentes, la asociación de vecinos de O Campanario sospecha de una persona que el día en el que se produjeron los hechos estaba en una finca próxima al punto donde se originó el fuego, que los bomberos situaron en la ladera del Monte de San Pedro, a la altura de la glorieta de las Víctimas del Terrorismo.
“Un vecino nuestro, que es una persona de ley, vio a un señor cortando hierba seca, y por eso pensamos que pudo ser esta persona la que provocó el incendio ”, explicó el portavoz del colectivo vecinal, Ramón Pérez Basich, aunque también puntualizó que el testigo no había visto a la persona “encendiendo un fuego”.
Sin embargo, los vecinos también dudan de la posibilidad de que el incendio hubiese sido provocado por una quema incontrolada de rastrojos porque, según Pérez Basich, “a nadie en su sano juicio se le ocurriría quemar nada  con el calor y el fuerte viento que hacía el viernes”.
Es por ello que los vecinos creen que puede haber un componente “racista” en el origen del incendio y que el presunto autor puede ser alguien que está en contra del asentamiento chabolista de O Portiño, habitado íntegramente por familias gitanas.
“No es normal que en los últimos meses llevemos tres incendios justo al lado del barrio, nos parece muy sospechoso y una coincidencia muy grande”, destacó Pérez Basich.
En marzo de este mismo año, los bomberos tuvieron que desplazarse hasta dos veces en el mismo día para extinguir varios incendios que se habían declarado en O Portiño, uno de ellos debido a la quema de matorrales y otro por unos neumáticos ardiendo. De hecho, la Policía Local inspeccionó la zona debido a que el segundo de los fuegos se había declarado justo en el mismo lugar de  otro foco cinco días antes.
Los vecinos confían en que, como en los casos anteriores, las investigaciones que se están realizando determinen pronto las causas del incendio del viernes y que “la Policía saque a la luz la verdad y no deje este caso en un cajón”.

Malestar > Por otro lado, en O Portiño continúa el malestar por la actuación de los equipos de extinción en la tarde del 22 de julio.
“Ha corrido muchísimo peligro la vida de las personas y nos pareció una negligencia que tardasen más de dos horas en venir a apagar el fuego y que dejasen que se acercase tanto a las casas”, afirmó Pérez Basich.
El mismo día del incendio, algunas de las personas desalojadas aseguraban que se había dado la voz de alarma a las una de la tarde y que los equipos de extinción llegaron poco antes de las tres.
El portavoz vecinal aseguró que los afectados están “cansados y muy indignados” y ya estudian  la posibilidad de manifestarsepor la irregular gestión del incidente. “Nosotros no diferenciamos si la culpa es de los bomberos municipales o de los de la Xunta, porque no es nuestra tarea coordinarlos, solo queremos que se reconozca que hubo un fallo”, indicó Pérez Basich. El portavoz de la asociación O Campanario también quiso dejar claro que los vecinos reconocen que “la culpa no es de los profesionales” que estuvieron apagando el fuego , “sino de los encargados de dirigirlos”.
Desde el colectivo vecinal de O Portiño también quisieron denunciar “la dejadez y el olvido” del anterior gobierno municipal respecto al barrio, donde se ha vivido alguna de las mayores catástrofes de la historia de A Coruña, como el derrumbe del vertedero de Bens,  hace casi quince años.


 

Los vecinos de O Portiño sospechan que el incendio del viernes pudo ser intencionado