La corporación de Culleredo retira por unanimidad el título de alcalde honorario a Franco

La decisión de retirar el título honorífico al exjefe del Estado se adoptó en la sesión ordinaria celebrada ayer
|

Por unanimidad le fue concedida la distinción de alcalde honorario y también por unanimidad, casi ochenta años después, le ha sido retirada.


Francisco Franco desde ayer ya no preside simbólicamente las sesiones plenarias del Ayuntamiento de Culleredo. Los concejales de todos los grupos políticos con representación en el salón de plenos apoyaron la propuesta del Gobierno local de revocar un acuerdo plenario adoptado el 24 de julio de 1939 que distinguía la figura del aquel entonces, según el acta descubierta recientemente por el historiador municipal, “Glorioso Caudillo de España Generalísimo Excelentísimo Señor Don Francisco Franco”.


La iniciativa fue defendida por el portavoz socialista, Diego Taibo, que manifestó que no debe llevar el título de alcalde, aunque sea honorífico, “un hombre que instauró una dictadura que se prolongó casi cuatro décadas con personas asesinadas, encarceladas en prisiones y campos de concentración, ingresadas en campos de trabajo, deportadas, sancionadas u obligadas a vivir en el exilio”.


El Ejecutivo local, sin embargo, fue más allá en su moción y propuso en el mismo texto la condena al régimen dictatorial instaurado tras la Guerra Civil y un reconocimiento del sufrimiento de las víctimas para que lo sucedido no quede en el olvido.


Catálogo
En otro punto del orden del día se debatió una moción presentada por el BNG, Marea Veciñal, Alternativa dos Veciños y la concejala no adscrita para elaborar un catálogo sobre los objetos que exalten la sublevación a la República o el régimen franquista.


Por su parte, el alcalde, Julio Sacristán, propuso una enmienda al texto, que fue aceptada, para crear una comisión, con representantes de todos los grupos.

La corporación de Culleredo retira por unanimidad el título de alcalde honorario a Franco