Las coruñesas optan por la formación a distancia para mejorar su situación laboral durante la crisis

|

El Ideal Gallego-2011-05-30-002-3cbb6864

  m. pérez > a coruña
 
  Las mujeres se impusieron a los hombres este año entre el alumnado de la UNED  coruñesa. Se confirma así, según  las cifras expuestas en la memoria actual del centro educativo, que las féminas son las que más optan por acceder a la educación superior a distancia en la ciudad. De esta forma, de un total de casi 4.700 estudiantes, un 53% son mujeres, aumentando incluso el porcentaje registrado en ejercicios anteriores.
El registro de matriculados en la entidad educativa, tal y como comentaron sus responsables a principios del pasado ejercicio, ha aumentado en los últimos años debido a la crisis económica. Así, muchos de los nuevos adscritos se unen con la idea de encontrar un trabajo mejor o simplemente para añadir a su currículum datos que les permitan salir de las listas del paro. Si se atiende a estos guarismos, las mujeres serían las más interesadas por tomar este camino. Por su parte, los hombres, se deciden por otros ámbitos para prepararse contra la recesión y superan a las coruñesas en números de matriculados en ciclos de Formación Profesional, otra de las salidas por las que muchos optan para “colocarse” rápido en el mercado de trabajo.

Colas > Ayer por la mañana se abría una nueva oportunidad para los que quieren adquirir una educación universitaria y no tienen tiempo para asistir a clase, Y a pesar de ser domingo, día de descanso, los estudiantes se agolparon desde primera hora en el centro de Pepín Rivero para  examinarse. Por primera vez desde que existe la universidad a distancia, este año los usuarios matriculados en los cursos de mayores de 25 y mayores de 45 podían acceder a la institución sin necesidad de pasar por los seminarios previos.  
La mayoría de las personas que ayer hacían cola en la UNED eran gente que se ajustaba a un perfil muy distinto del que habitualmente accede a la educación superior. Tal y como explica la directora del centro asociado de A Coruña, Susana Blanco, sus alumnos tienen una voluntad que muchas veces está por encima de la media, la que les hace falta para compaginar su formación académica con el trabajo diario. La jornada de ayer era crucial para aquellos que los próximos años quieran formar parte del alumnado, ya que se celebraban las pruebas de acceso a la entidad educativa.

Mejorar > Pablo era uno de los que a partir de las once de la mañana, comenzaban a abandonar el aula. Salía contento –“creo que me salió bastante bien”– y aliviado. Supera los 30 años y su intención es estudiar una carrera porque “así tienes más posibilidades de encontrar trabajo”. Él quiere cambiar de ocupación y cree que en los estudios está su salida.
Pero todos tienen la intención de salir de su trabajo, algunos simplemente pretenden mejorar en su labor habitual. La mayor parte asume, eso sí, que en ocasiones, un título superior puede ser la llave para un ascenso o una subida de sueldo. Ayer por la mañana también había casos en que los alumnos sólo ansiaban conocimientos y debido muchos de los asistentes a las pruebas libres superaban por primera vez los 45 años. Ana explicaba que ella “siempre” quiso estudiar Psicología y ahora que tiene “un poco más de tiempo”, porque su hija “es mayor”, quiere dedicarlo a su propia formación.
Precisamente esa actitud de interés es la que la directora del centro destaca de sus alumnos. Blanco asegura que ellos son los que demandan la mejora y la variedad de las actividades, y la calidad en la enseñanza. Pero sobre todo este total de más de 4.700 estudiantes,  contando centros de A Coruña y Ferrol, según ella, “dan mucha importancia a otras ofertas cosas antes que a las clases magistrales”. 

   Las mujeres se impusieron a los hombres este año entre el alumnado de la UNED  coruñesa. Se confirma así, según  las cifras expuestas en la memoria actual del centro educativo, que las féminas son las que más optan por acceder a la educación superior a distancia en la ciudad. De esta forma, de un total de casi 4.700 estudiantes, un 53% son mujeres, aumentando incluso el porcentaje registrado en ejercicios anteriores.
El registro de matriculados en la entidad educativa, tal y como comentaron sus responsables a principios del pasado ejercicio, ha aumentado en los últimos años debido a la crisis económica. Así, muchos de los nuevos adscritos se unen con la idea de encontrar un trabajo mejor o simplemente para añadir a su currículum datos que les permitan salir de las listas del paro. Si se atiende a estos guarismos, las mujeres serían las más interesadas por tomar este camino. Por su parte, los hombres, se deciden por otros ámbitos para prepararse contra la recesión y superan a las coruñesas en números de matriculados en ciclos de Formación Profesional, otra de las salidas por las que muchos optan para “colocarse” rápido en el mercado de trabajo.

Colas > Ayer por la mañana se abría una nueva oportunidad para los que quieren adquirir una educación universitaria y no tienen tiempo para asistir a clase, Y a pesar de ser domingo, día de descanso, los estudiantes se agolparon desde primera hora en el centro de Pepín Rivero para  examinarse. Por primera vez desde que existe la universidad a distancia, este año los usuarios matriculados en los cursos de mayores de 25 y mayores de 45 podían acceder a la institución sin necesidad de pasar por los seminarios previos.  
La mayoría de las personas que ayer hacían cola en la UNED eran gente que se ajustaba a un perfil muy distinto del que habitualmente accede a la educación superior. Tal y como explica la directora del centro asociado de A Coruña, Susana Blanco, sus alumnos tienen una voluntad que muchas veces está por encima de la media, la que les hace falta para compaginar su formación académica con el trabajo diario. La jornada de ayer era crucial para aquellos que los próximos años quieran formar parte del alumnado, ya que se celebraban las pruebas de acceso a la entidad educativa.

Mejorar > Pablo era uno de los que a partir de las once de la mañana, comenzaban a abandonar el aula. Salía contento –“creo que me salió bastante bien”– y aliviado. Supera los 30 años y su intención es estudiar una carrera porque “así tienes más posibilidades de encontrar trabajo”. Él quiere cambiar de ocupación y cree que en los estudios está su salida.
Pero todos tienen la intención de salir de su trabajo, algunos simplemente pretenden mejorar en su labor habitual. La mayor parte asume, eso sí, que en ocasiones, un título superior puede ser la llave para un ascenso o una subida de sueldo. Ayer por la mañana también había casos en que los alumnos sólo ansiaban conocimientos y debido muchos de los asistentes a las pruebas libres superaban por primera vez los 45 años. Ana explicaba que ella “siempre” quiso estudiar Psicología y ahora que tiene “un poco más de tiempo”, porque su hija “es mayor”, quiere dedicarlo a su propia formación.
Precisamente esa actitud de interés es la que la directora del centro destaca de sus alumnos. Blanco asegura que ellos son los que demandan la mejora y la variedad de las actividades, y la calidad en la enseñanza. Pero sobre todo este total de más de 4.700 estudiantes,  contando centros de A Coruña y Ferrol, según ella, “dan mucha importancia a otras ofertas cosas antes que a las clases magistrales”.


 

Las coruñesas optan por la formación a distancia para mejorar su situación laboral durante la crisis