Cae una banda que robó en más de cien viviendas del área de A Coruña

El Ideal Gallego-2016-01-29-017-8930c0af
|

Alivio en el área metropolitana por cuenta de la operación “Palomero”. Agentes de la Guardia Civil adscritos a la Policía Judicial de A Coruña lograron desarticular una banda formada por tres individuos a los que se relaciona con más e un centenar de robos   cometidos en las comarcas de A Coruña y de Ferrol. Las detenciones han sido el resultado de una compleja investigación iniciada en el tercer trimestre de 2015.  
Además del arresto de estas personas, tres vecinos de Oleiros de entre 20 y 40 años de edad, la intervención llevada a cabo en el lugar de A Pobra, en San Martiño de Dorneda, se saldó con la recuperación de tres furgonetas cargadas de efectos procedentes de los asaltos a viviendas de Sada y Betanzos, Oleiros, Cambre, Culleredo, Carral, Abegondo, Bergondo, Vilasantar, Curtis, Miño, Pontedeume, Cabanas y Ares.
Los tres detenidos tienen antecedentes delictivos, pero uno de ellos, precisamente el morador del único domicilio registrado y donde se hallaron los objetos sustraídos, suma noventa detenciones que, “traducidas” por los responsables de la investigación, “se podrían convertir en más de 180 delitos contra el patrimonio”, apuntaron desde la Guardia Civil. Otro de los detenidos fue puesto también a disposición judicial por la Guardia Civil de Asturias, hace escasos meses, por robos en iglesias cometidos en aquella comunidad, lo que puede dar una idea de la  movilidad que podrían tener estos delincuentes por las costas del Cantábrico y el Atlántico.
Según los investigadores, los robos se habrían cometido en domicilios, fundamentalmente segundas viviendas, siendo los municipios más castigados los de Sada y Betanzos. En total, más de un centenar de inmuebles de más de una docena de ayuntamientos, “sin que se puedan descartar otros lugares que salgan a la luz a medida que se vaya cerrando el circulo de la investigación”, precisó la Guardia Civil.
El instituto armado también pudo constatar la participación de los ahora detenidos en el robo de al menos 2.850 kilos de cobre, lo que supondrían unos 50 robos perpetrados en polígonos industriales, naves e incluso la vía férrea de A Coruña y Ferrol. 

“Mercadillo”
El patrón delictivo de estos cacos era casi siempre el mismo, valerse de la tarde-noche o de la noche para entrar en viviendas y establecimientos comerciales tras forzar puertas o ventanas, siempre aprovechando la ausencia de sus moradores, puesto que en este caso se confirmó que “nunca entraron en los domicilios con personas dentro, ya que en todo momento trataban de evitar esta situación”, apostillaron desde la Guardia Civil.
Los agentes que intervinieron en la Operación Palomero describieron los garajes de la vivienda registrada en Oleiros  como “un mercadillo” donde se encontraron electrodomésticos, joyas, herramientas de todo tipo, videoconsolas, cámaras fotográficas, ordenadores portátiles, relojes, televisores, maquinaria forestal y agrícola, armas de aire comprimido... Así hasta llenar dos furgonetas que tuvo que utilizar la Guardia Civil para trasladar el material recuperado a dependencias policiales en la Comandancia de Lonzas. 
Los responsables del operativo reconocen que ahora comienza una segunda parte, no menos laboriosa, que es la de reseñar cada objeto e identificarlo correctamente para intentar devolverlos a sus legítimos propietarios y, para ello, los agentes solicitan a aquellos ciudadanos que hayan podido ser víctimas de estos robos que acudan hasta la Comandancia de Lonzas, previa llamada al 981 167 800 (Extensión 295) preferiblemente en horario de mañana, con las copias de las denuncias correspondientes, para cotejar e identificar aquellos efectos que pudieran ser de su propiedad.

Cae una banda que robó en más de cien viviendas del área de A Coruña