Tres décimos del 43831 reparten 18.000 euros en tres negocios de Monelos, Pérez Cepeda y el Agra

El estanco de la avenida de Monelos, arriba, fue uno de los que dio el 43831 | Quintana/ep
|

Eran las 13.14 horas y la esperanza de “pillar” algo en el Sorteo de Navidad estaba a punto de esfumarse en la ciudad, pero salió agraciado con un Quinto Premio el 43831, un número muy repartido por toda España y que dejó algunos ganadores en tres establecimientos –dos librerías y papelerías y un estanco– de A Coruña.

María Dolores Paredes lleva cuatro años regentando la librería La Martina, en Villa de Negreira, donde no solo se vendió un décimo del 43831, sino que el propio número que vendía la casa a sus clientes termina en 97, por lo que también dará un buen pellizco a más de uno gracias a la terminación del Gordo.

“En un primer momento, cuando salió el premio, no quise aventurarme a celebrarlo, siempre espero a que termine el sorteo por si hay errores. Después me llamaron de Loterías y me confirmaron que había vendido un décimo, o sea, 6.000 euros de premio”, explicaba en la tarde de ayer, ya pasada la vorágine, la librera.

Paredes comenta que “el 98%” de sus clientes son del barrio, por lo que está casi segura de que el décimo fue para un vecino. El establecimiento es un receptor mixto y todo se vende por máquina. “En 2002 este local ya dio una Primitiva de 1,3 millones y una Quiniela de 60.287 euros, antes de estar yo aquí. También Bonolotos en 2007 y 2008 y el segundo premio de la Lotería Nacional en 2011”, cuenta.

 

Otros boletos

María Flores, dueña de la Papelería Riazor, en José Luis Pérez Cepeda, despachó otro boleto del Quinto Premio. “Se me grabó que vendí bastantes terminados en uno porque tenía aquí también lotería de una protectora de animales. Creo que es una de las terminaciones que menos salen pero ya ves, toca igual”, decía ayer Flores, quien aseguraba que “a pesar de ser un local de ocho metros cuadrados, también damos suerte”.

Ese Quinto llegó también hasta el estanco de la avenida de Monelos, ubicado en el número 27. Vanessa Rubio, su propietaria, se mostraba ayer “muy emocionada” por haber dado premio y reconocía que “a pesar de haber sido solo un décimo”, estaba contenta “después del año que hemos pasado”.

El décimo fue vendido por máquina y desconoce el comprador, aunque cree que es del barrio, como su clientela habitual. En total, el 43831 regaló 18.000 euros a la ciudad herculina. Este número se comercializó en distintas localidades españolas y gallegas. De hecho, una serie completa aportó 60.000 euros a los clientes de una administración de Loterías de Lugo.  Los premiados salieron de Loterías Lor, la Administración número 2 de Lugo, ubicada en las Galerías Villamor, en la Praza de Santo Domingo número 3. En concreto, fueron diez décimos, cada uno con 6.000 euros “bajo el brazo”. Según informaron desde la propia administración lucense, ese número fue vendido “décimo a décimo” por ventanilla.

La cifra triunfó en multitud de poblaciones y pudo verse también en Ourense, Meis, Ponteareas, Alicante, Elche, Manises (Valencia), Orihuela, Villena, Gijón, Palma de Mallorca, Barcelona, Miranda de Ebro (Burgos), Plasencia (Cáceres), Castellón de la Plana, Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), Salt (Girona), Granada, San Sebastián, Huesca, Las Palmas, Madrid, Málaga, Getxo (Vizcaya), Huelva, Vitoria-Gasteiz (Alava), Trujillanos (Badajoz), Yeles (Toledo), Valdeganga (Albacete), Badajoz, San Sebastián, Sardina (Las Palmas), Fuenlabrada (Madrid), Cruz Santa (Santa Cruz de Tenerife), Albacete, Almería, Asturias y en una veintena más de núcleos urbanos y rurales de toda la geografía nacional.

Tres décimos del 43831 reparten 18.000 euros en tres negocios de Monelos, Pérez Cepeda y el Agra