Sada - Forman una asociación para defenderse de una supuesta estafa inmobiliaria en Fontán

|

redacción > sada
  Están dispuestos a llegar donde haga falta y, de partida, han creado una plataforma para defender sus intereses. Los afectados por una presunta estafa inmobiliaria en Sada se han unido para tratar de buscar una salida a la situación en la que viven después de que, entre los años 2004 y 2005, comprasen sobre plano unas viviendas, en un edificio en construcción a la altura del número 166 de la calle de Fontán, en la que invirtieron todos sus ahorros, pero que, todavía hoy, no tienen escrituradas ya que, según indicaron, el inmueble “se encuentra pendiente de un embargo judicial por causa de las deudas del promotor, Francisco Jesús Méndez Gómez”.
Los integrantes de la plataforma aseguran haber firmado con esta persona un contrato de compra-venta, e incluso haber realizado diferentes aportaciones a cuenta el promotor, tanto de forma inicial como “a medida que iba avanzando la obra”, manifestaron.
Según las mismas fuentes, este dinero se entregó, dependiendo del caso, por transferencia, en metálico o mediante pagarés, pero la mayor parte fue a través de una entidad financiera con la que trabajaba el promotor”. En total, la plataforma sadense señala 690.000 euros “que ahora la caja  no reconoce íntegramente”.
En este momento, los afectados, sin el dinero ya entregado (aseguran disponer de facturas y resguardos), sin casa y sin escrituras, padecen múltiples problemas personales derivados de la tesitura y del embargo judicial que, de acuerdo con sus explicaciones, podría hacerles perder la cantidad invertida hasta la fecha.
El colectivo manifestó ayer que, durante los últimos siete años tuvieron que ir haciendo frente a los pagos de las subcontratas, a los que supuestamente el empresario no abonaba sus facturas. “En estos momentos –precisaron– las viviendas cuentan con certificación de fin de obra, y licencia de primera ocupación y sólo queda escriturar”.
Las ocho familias declararon sentirse engañados, “tanto por el promotor (contra el que la mayoría han iniciado acciones legales de forma individual) como por la entidad financiera ya que, en numerosas ocasiones y ante la situación que estaban viviendo, se pusieron en contacto con la misma a título individual y la respuesta siempre fue que al promotor le faltaban un par de pequeños detalles por arreglar”.
En relación con el promotor, la plataforma dice que cuenta con multitud de embargos, y que hasta les dio avales falsos.

Sada - Forman una asociación para defenderse de una supuesta estafa inmobiliaria en Fontán