El Gobierno exige a las comunidades que rebajen los gastos innecesarios

|

Los Presupuestos Generales del Estado para 2013 están marcados por la crisis económica y por la necesidad de priorizar el gasto social sobre el superfluo, advirtió ayer el Gobierno a las comunidades –incluso del PP– que se han quejado de la rebaja en un 12% de las transferencias.

Un día después de conocerse el detalle de las cuentas públicas que se registraron el sábado en el Congreso, las críticas han venido sobre todo de las regiones que han visto disminuida la aportación del Estado.

Pero el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, fue tajante al afirmar que hay un mantenimiento de la cantidad asignada para la sanidad, educación y servicios sociales, ya que las comunidades contarán en el próximo ejercicio con 84.732 millones de euros, “una reducción mínima del 0,6% frente a la ministerial del 8,19%”.

Hacienda pide a
las autonomías
que prioricen en educación, sanidad
y servicios sociales

Esta realidad –añadió– “pone de manifiesto que el estado autonómico que está destinado a cumplir esos servicios va a tener los fondos suficientes para llevarlo a cabo”.

“Deben centrarse en educación, sanidad y servicios sociales y el resto en estos momentos sobra”, subrayó Beteta en declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse en la sede del PP con miembros del grupo popular en el Congreso para hablar sobre los Presupuestos.

 

empresas públicas

A su juicio, en el actual contexto de crisis, lo que deben hacer las comunidades es ejecutar sus planes económico-financieros y reducir empresas públicas.

Sobre las aseveraciones sobre un supuesto incumplimiento de los estatutos de autonomía, respondió que se respetan en los términos en los que los ha interpretado el Tribunal Constitucional, en el sentido de que “es competencia de las cortes generales concretar según la situación económica cuáles son las cantidades” que corresponden.

“En atención a esa priorización de las pensiones, la sanidad, la educación y los servicios sociales, ha habido que reducir la inversión, y en consecuencia no procedía anotar las cantidades que algunas comunidades reclaman”, añadió. A pesar de estos argumentos, el presidente del Govern balear, el popular José Ramón Bauzá, calificó los Presupuestos de “absolutamente injustos” para los intereses de Baleares y dijo estar seguro de que la inversión prevista en las islas mejorará mediante las enmiendas que presentará el ejecutivo autonómico.

También la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina (de UPN, en la órbita del PP) admitió que “nadie puede estar satisfecho con estos presupuestos”, aunque también valoró inversiones claves para la comunidad foral.

Por su parte, Amaiur aseguró que las cuentas “reafirman” a la coalición independentista en “la necesidad de que Euskal Herria tenga reconocido su derecho a la libre determinación”.

También el Consejo General del Trabajo Social aseguró que los Presupuestos para 2013 “dispararán” los índices de pobreza y romperán la cohesión social.

Sin embargo, Beteta destacó la “credibilidad” de un presupuesto que “se basa en las medidas adoptadas para garantizar que el Estado tendrá la financiación adecuada y suficiente” para la sociedad del bienestar en todo el territorio nacional. n

 

El Gobierno exige a las comunidades que rebajen los gastos innecesarios