El difícil reto de localizar a todos los gallegos del planeta

Daniel Veira, Alberto Varela y David Fernández forman parte del proyecto patricia g. fraga
|

La canción del grupo Zapato veloz ya decía que “hay un gallego en la Luna” y ahora seis investigadores del Laboratorio de Ingeniería Cartográfica de la Escuela de Caminos, liderados por Alberto Varela, se han propuesto demostrar que esto es verdad, o por lo menos por todo el planeta Tierra. Así, y basándose en la aplicación digital Emapic, pusieron en marcha el pasado verano un sistema de encuestas geolocalizadas para todos los nacidos en Galicia o que tengan vínculos con la comunidad.
La respuesta que está teniendo la iniciativa sorprende “de manera muy grata” a los impulsores, que ya cuentan con más de medio millar de participaciones desde cerca de cuarenta países como Japón, Australia, Islandia o Bangladesh y por supuesto desde Galicia, aunque todavía les quedan algunos puntos por cubrir. “Nos falta alguna aportación desde África”, señala el coordinador. Vista la buena acogida durante las primeras semanas, se marcan el reto de llegar a mil contribuciones.
Además, dotaron estas encuestas geolocalizadas de varias preguntas y que deparan respuestas inesperadas. “Nos sorprendió que tanto desde Galicia como desde cualquier región dijesen que lo que más gusta es el paisaje. Nos agrada que los residentes en la tierra lo pongan en valor”, asegura Varela.
Una de las cuestiones con la respuesta menos discutida fue la del sentimiento de pertenencia como gallego por parte de los no nacidos en la comunidad. “En este sentido, el 99% dice que es así de manera habitual o siempre”, apunta el líder del proyecto.
Gracias a la buena respuesta del proyecto señala que intentarán “hablar con el Instituto Galego de Estadística para ver si hay datos de emigración y obtener una valoración científica”, aunque para ello necesitan un número notablemente superior al millar de participaciones. Además, indica que esta iniciativa se puede utilizar para conocer las “distancias máximas” de la comunidad a la que se encuentran los gallegos o establecer “promedios de la distancia a la que se desplazan”. Por otra parte, señala que esta tecnología es muy novedosa y valiosa para proyectos de participación ciudadana y además están colaborando en la actualidad con la Dirección General de Tráfico para realizar un estudio de movilidad escolar en colegios e institutos.

El difícil reto de localizar a todos los gallegos del planeta