O Ventorrillo espera que se dote al barrio de un párking y que se dé carpetazo a Penamoa

|

El Ideal Gallego-2011-06-07-006-65738363 

NUEVA CORPORACIÓN  lAS PETICIONES DE LOS BARRIOS (X)

p. g. l. > A CORUÑA
  Con las peticiones de O Ventorrillo, A Silva, A Grela, Bens y Nostián –los barrios que componen el último distrito– se completa la lista de demandas de los coruñeses al alcalde electo, Carlos Negreira. Muchas de las carencias que señalan son comunes a otras partes de la ciudad, y los populares ya las han tenido en cuenta en su programa electoral. Aún así, en el distrito diez recuerdan dos de sus demandas históricas: ver, de una vez por todas, desmantelado el poblado de Penamoa y la construcción de un aparcamiento en el entorno del centro médico de especialidades de O Ventorrillo.


En el caso de la primera petición, en principio, los vecinos no tendrían por qué esperar a que el nuevo gobierno local tome posesión el sábado para ver resuelto su problema: está previsto que el viernes se derriben las diez chabolas que todavía quedan en pie en el asentamiento. Por si acaso, en su programa para la zona, el PP incluyó un punto en el que se compromete a desmantelar el poblado y a la “erradicación del tráfico de drogas” en el barrio.

Tráfico > A la espera de comprobar cómo las palas borran del mapa las últimas construcciones en Penamoa, los vecinos recuerdan que la doble fila se ha apoderado de las calles del barrio como consecuencia de la escasez de plazas de aparcamiento. “Tienen que ofrecer una solución ya”, reclama la presidenta de la asociación de vecinos de O Ventorrillo, Rosa Barreiro.
La portavoz del barrio recuerda que se trata de una vieja demanda de la zona, para lo que el Ayuntamiento trató de buscar una solución a lo largo del último año, aunque sin éxito. Barreiro recuerda que el concejal de Infraestructuras saliente, Esteban Lareo, planteó la posibilidad de construir un párking en los jardines de la calle del Alcalde Jaime Hervada, siempre y cuando todos los vecinos estuviesen de acuerdo en destinar esta zona a dicho fin. La ubicación respondería a las necesidades del barrio, ya que parte de la falta de aparcamiento se debe a la presencia del centro médico de especialidades. Barreiro cree que el problema se multiplicará con la puesta en funcionamiento de todos los servicios del Ágora.
Según el programa del PP, los conservadores crearán en el distrito diez cerca de 900 nuevas plazas de aparcamiento. Así, habrá desde un párking disuasorio al lado de la tercera Ronda hasta otras dos zonas de estacionamiento temporal en la explanada del circo y en la parcela cercana al centro social de A Silva.
Además del párking, la representante de los residentes en O Ventorrillo cita otro asunto pendiente que tendrá que reparar la nueva administración local: el arreglo de los jardines del depósito de agua. El anterior gobierno local llevó a cabo una reforma del espacio a través de Emalcsa, pero el resultado no gustó a los vecinos, por lo que se comprometió a destinar una nueva partida para ejecutar otra rehabilitación.
Las plazas de Salvador de Madariaga y de Monasterio de Cines serán otros de los puntos que el PP no deberá perder de vista si quiere cumplir con las necesidades de los vecinos de O Ventorrillo.

Aceras > Como en otros núcleos semirrurales de la ciudad, en A Silva, sus vecinos también creen que el PP debería plantear para su barrio un plan de rehabilitación integral. Denuncian que llevan años esperando a que la administración local vuelva a asfaltar los caminos, a que se dote a la zona de nuevas aceras y a que se reformen las ya existentes. También necesitan que se revise el sistema de alcantarillado, ya que, según indican, los sumideros actuales son insuficientes, lo que hace que las carreteras del núcleo queden completamente inundadas los días de lluvia.
No son las únicas necesidades que tendrán que tratar los populares en el distrito diez. En la zona de A Grela hace tiempo que reclaman una mejora del servicio de transporte público y un incremento de las plazas de aparcamiento. Y es que consideran que los servicios públicos no se corresponden con el volumen de negocio que se genera a diario en el polígono industrial. De hecho, al día pasan por la zona unas 12.000 personas. Una vez se celebre la toma de posición este sábado, los populares tienen previsto poner en marcha un plan para humanizar el polígono, que incluye la renovación de aceras y, en general, de todos los espacios públicos para hacerlos más accesibles. Proponen facilitar el tránsito de peatones con espacios reservados para ellos, y soterrar las líneas de media tensión.

 

O Ventorrillo espera que se dote al barrio de un párking y que se dé carpetazo a Penamoa