Bruselas afirma que España necesita seguir con la reforma de las pensiones

rehn y de guindos conversan antes de ofrecer una rueda de prensa efe/emilio naranjo
|

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aseguró ayer que España tiene que seguir adelante con la reforma del sistema de pensiones de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea.

Tras reunirse con el ministro de Economía, Luis de Guindos, Rehn recordó que se le ha aconsejado a España que suba la edad de jubilación en línea con el aumento de la esperanza de vida.

En un primer momento la CE sugirió a España que adelantara la entrada en vigor del retraso de la edad de jubilación a los 67 años y del factor de sostenibilidad que adecua el cálculo de las pensiones a la esperanza de vida. No obstante, tras estudiar las alegaciones presentadas por España la recomendación se limitó a que la edad de jubilación fuera aumentando en función de la esperanza de vida a la hora de regular el factor de sostenibilidad.

La CE tendrá
en cuenta que la subida del déficit la provocan las ayudas al sector financiero

Rehn dijo ayer que para restaurar la sostenibilidad de las finanzas públicas “inevitablemente hay que garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones”.

Precisamente ayer, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, subrayó que la “previsión legal” sobre la revalorización de las pensiones sigue vigente. Floriano contestó así a las preguntas sobre si el Gobierno va a revalorizar las pensiones con arreglo al IPC además de la subida del 1% que ha incluido en los Presupuestos de 2013.

Por otro lado, Rehn aseguró que el objetivo de déficit público comprometido por España con Bruselas del 6,3% del PIB en 2012 aún “es factible”. Rehn explicó que aún no sabe si las ayudas inyectadas por el Ejecutivo español a la banca serán consideradas como parte del déficit estructural del país, ya que es un análisis que corresponde a Eurostat. No obstante, dijo que “es de esperar” que la recapitalización de la banca no sea considerada como parte del déficit estructural. Según las últimas proyecciones del Gobierno, en las que se tienen en cuenta las ayudas a la banca, el desequilibrio de las cuentas públicas en 2011 fue del 9,4% del PIB (en lugar del 8,9%).

Sin embargo, De Guindos insistió ayer en que ese déficit adicional no es estructural y no requerirá medidas adicionales para ser corregido. Especificó que el más de medio punto adicional de déficit de 2011 se corresponde con las ayudas a Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Unnim, en tanto que el punto de más de este año sería achacable a lo desembolsado para Bankia y el Banco de Valencia.

La CE tendrá en cuenta a la hora de proceder por déficit excesivo contra España que la desviación del desequilibrio fiscal previsto para este año, del objetivo pactado con el Gobierno del 6,3% del PIB al 7,4% final, no es culpa de la política económica, sino de las pérdidas generadas por las ayudas a la banca.

La Comisión ha sido informada por el Gobierno español de las nuevas cifras, que responden a la petición por parte de Eurostat de actualizar los datos de 2011 en el marco de los expedientes por déficit excesivo. n

Bruselas afirma que España necesita seguir con la reforma de las pensiones