El crédito de Langosteira sigue sin cerrarse a siete meses de que finalice la primera fase

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-2d8f9ba9

  c.r. > a coruña

  Aunque todo hacía prever que la primera partida del crédito de Langosteira llegaría a principios de este año –se marcó febrero como fecha límite–, casi en el mes de junio todavía no se ha cerrado un crédito que ya se sitúa en los 250 millones de euros. Esta cantidad serviría en parte para sufragar el final de la fase uno de la obra, la que ya está adjudicada y que se finalizará en diciembre, tres meses después de los previsto debido a los daños del temporal “Becky”.
Madrid envió en abril un primer borrador a la Autoridad Portuaria, que dio su visto bueno a las condiciones, pero ahora desde Puertos del Estado afirman que siguen trabajando en cerrar cuestiones técnicas. El organismo estatal se niega a concretar una fecha para la conclusión de la documentación, pero aclara que están planificando las diferentes actuaciones que se acometerán dentro del proyecto y con las que se irá recibiendo el dinero para su ejecución, en fases.
Fue precisamente el presidente de esta institución, Fernando González Laxe, uno de los primeros en reconocer los problemas económicos del Puerto en la investidura del nuevo presidente del Puerto, Enrique Losada, en junio de 2009, cuando hasta el momento todo eran suposiciones. También en ese momento se comprometió a colaborar para solucionarlo.

Explicaciones > Por su parte, Losada decidió como una de las primeras medidas en su nuevo cargo, analizar la situación financiera del organismo y explicar públicamente el dinero que se necesitaba para concluir todo el proyecto. Los técnicos calcularon que  se requerían otros 283 millones de euros para construir el Puerto Exterior, cuyo coste final alcanzaba los 789.
Losada también informó de que en ese momento era urgente conseguir 57 millones para evitar que la obra se paralizase en 2010. Los trabajos nunca se llegaron a  parar, pero la Autoridad Portuaria tuvo que recurrir a tres préstamos privados por valor de 50 millones con La Caixa, Banesto y Banco Popular. Además, el pasado ejercicio también se formalizó el último tramo del crédito del Banco Europeo de Inversiones por una cuantía de 20 millones, que se integraba en una partida total de 130.
Estos préstamos le permitieron hacer frente a los pagos de la obra durante el largo proceso de negociación con el ente estatal que se inició en verano de 2009 y que estaba previsto finalizar ese mismo año o a principios del siguiente. No fue hasta un año después –julio de 2010– cuando en realidad llegaron a un principio de acuerdo, pero la partida debía contemplarse en los Presupuestos Generales del Estado y se esperó a que llegase esa documentación.
Pese a todo, a día de hoy todavía no se ha firmado el préstamo que será otorgado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a través del organismo portuario central. Aunque se hablaban de 240 millones, según las últimas declaraciones de Enrique Losda, podría llegar a los 250, a devolver en 40 años con entre ocho y diez de carencia.

Características > La financiación no llegará en lote sino por fases para evitar que se repita la situación de desequilibrio financiero. Se irán otorgando partidas para infraestructuras concretas como el contradique o los pantalanes petroleros y acueductos, y a medida que se ejecuten, se facilitará más liquidez. Este ha sido uno de los requisitos impuestos por González Laxe y que ahora ya se contempla como obligatorio en la Ley de Puertos.
Toda esta situación endeudará a la Autoridad Portuaria durante décadas. De hecho, ya en 2009 su deuda se multiplicó hasta alcanzar los 126,86 millones de euros, cifra que previsiblemente irá aumentando con las partidas que hará llegar el Ministerio de Fomento.

Intervenido > Por todo ello, otra de las condiciones requeridas desde Puertos del Estado es  la de intervenir sobre la gestión del ente portuario. Hasta que la el organismo autónomo pueda devolver el montante prestado, el Gobierno podrá vigilar e incluso decidir sobre las cuestiones más relevantes del ente local.
Esta dirección conjunta se plasmará a través de la comisión de seguimiento que se creará en el convenio de normalización financiera, el documento que concreta las condiciones de la operación, como la cuantía final o los plazos de amortización.
Y con el frente económico abierto, el Puerto todavía sigue vigilante de otros asuntos muy relevantes para la operatividad de la dársena como son las conexiones, especialmente por tren, y los traslados de las empresas a Langosteira.


 

El crédito de Langosteira sigue sin cerrarse a siete meses de que finalice la primera fase