“Hay mucha gente joven que quiere hacer cosas y comerse el mundo”

El joven programador participará en el congreso de Palexco quintana
|

Con solo 17 años, Pau García-Milá ideaba las bases del sistema eyeOs que revolucionaría el mundo de la informática y competiría con los gigantes Microsoft y Google. Siete años después, es profesor asociado de Esade y presta sus servicios a compañías como IBM o Telefónica. En el congreso “Lo que de verdad importa” desgranará las claves de su experiencia profesional.

—¿Cómo se embarcó en el proyecto de LQDVI?

—La verdad es que conocí casi por casualidad a María Franco (presidenta de la fundación) y ella me propuso participar en las ponencias. En cuanto me enfrasqué en el proyecto me di cuenta de que hay muchísima gente joven que quiere hacer cosas y tiene ganas de comerse el mundo. Y esta ya es la segunda edición en la que participo después de Barcelona.

—Su caso es un buen ejemplo de ello, ya que desarrolló un sistema informático con 17 años. ¿Cómo surgió la idea?

—Siempre digo que contarlo desmitifica un poco la historia (ríe). Un amigo y yo empezamos a desarrollar el sistema porque nosotros mismos teníamos la necesidad de algo similar.

—Para los neófitos en la materia, ¿qué es el eyeOs?

—En líneas generales es como un escritorio virtual que permite trabajar desde cualquier lugar del mundo a través de la web. Es decir, para acceder a nuestro material informático no necesitamos acudir a un ordenador concreto.

—Después de conseguir algo como esto, ¿le quedan proyectos por cumplir?

—Por supuesto. Cuantas más cosas hago, más ideas tengo. Y puedo asegurar que habrá novedades muy pronto.

—Todo un emprendedor...

—No me gusta que me llamen emprendedor, porque parece que la palabra está de moda y se usa demasiado. Yo creo que es una opción como otra cualquiera.

—Pero reconocerá que idear una aplicación informática para solucionar un problema no lo hace cualquiera.

—Bueno, desde pequeño me gustaba inventar cosas y luego surgió lo de eyeOs. Pero yo considero que lo de solucionar problemas no se debería de ver como algo muy lejano. Cada persona tiene ideas muy valiosas en su cabeza, solo hay que saber como aplicarlas en la vida real.

“Hay mucha gente joven que quiere hacer cosas y comerse el mundo”