Un recurso judicial retrasa una vez más la desaparición del núcleo de Penamoa

|

redacción > a coruña
 Se suponía que hoy sería el último día de existencia del poblado de Penamoa, pero un recurso judicial a obligado a retrasar el calendario de derribos. Los residentes de una chabola han conseguido paralizar su desalojo, y aunque eso no habría tenido por qué detener el resto de las demoliciones (había otras cinco programadas para hoy) el gobierno local en funciones ha decidido que sería más práctico esperar a tener todas las órdenes en la mano antes de poner punto y final a más de 20 años de poblado en Penamoa.
La noticia supone un respiro para las 90 personas que aún residen en las pocas infraviviendas que aún permanecen en pie, y cuya situación ha sido denunciado tanto por e BNG como por varias ONG, entre las que se encuentra Arquitectos sen Fronteiras. Los colectivos se agruparon recientemente en una plataforma que pide un plan para realojar a las personas que quedan en el poblado y evitar así lo que consideran que sería una “emergencia humanitaria”.

Vecinos > En el lado contrario, los vecinos de O Ventorrillo agrupados en otra plataforma, la de Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa, tendrán que aceptar el nuevo retraso en un proceso, el de la desaparición del poblado chabolista, cuyo calendario se ha alargado en más de dos años. Los vecinos ya se habían manifestado en varias ocasiones denunciando los incumplimientos de las autoridades. Su portavoz, Ana Oreiro, insiste en que hasta que no se derribe la última chabola, no se podrá acabar con el tráfico de drogas del poblado.

Un recurso judicial retrasa una vez más la desaparición del núcleo de Penamoa