Catalá defiende a Cospedal y afirma que hacía “su trabajo para tener su casa ordenada”

Rafael Catalá durante la apertura del año judicial | aec
|

El exministro de Justicia Rafael Catalá defendió ayer a la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal porque considera que, en las conversaciones filtradas con el excomisario José Manuel Villarejo, lo que ella hacía era su trabajo para “intentar tener su casa ordenada”.
“Ella estaba haciendo su trabajo de intentar que su casa esté ordenada”, dijo el exministro y actual secretario de Justicia y Administraciones Públicas del PP en una entrevista en TVE preguntado sobre la salida de la política de su compañera, con la que coincidió en el Gobierno de Mariano Rajoy.
Tras mostrar su sensación de “pena” y “tristeza” por el adiós de Cospedal, a la que calificó como una “mujer brillante”, Catalá consideró “muy injusto” que los treinta años que dedicó al servicio público acaben de esta manera por unas grabaciones.
“Si alguien considera que eso es inadecuado, bueno, pero que eso contamine todo una carreta es injusto e impropio. No me extraña que no haya gente que se quiera dedicar a lo público”, ha añadido el exministro, que ha lamentado que una carrera de 
“generosidad” como la de Cospedal tenga que acabar así, “casi humillada”.

Inadecuado
Catalá coincidió con el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, de que es “inadecuado” espiar a un compañero – en las grabaciones filtradas el marido de Cospedal pidió un “dossier” a Villarejo sobre el dirigente popular Javier Arenas–, si bien para el exministro eso no fue un espionaje.
“Yo creo que Cospedal no espió sino que pidió información sobre una fundación y sobre su funcionamiento”, matizó Catalá. 
Después de la salida de Cospedal del comité ejecutivo y su renuncia al escaño en el Congreso, fuentes populares admiten que cobra fuerza la posibilidad de que Pons se quede en Europa, una lista que se asumía, iba a encabezar la exnúmero dos popular.
Ahora Pons podría liderar el grupo del popular europeo que en esta legislatura es el mayor de la Eurocámara, con 221 de los 751 escaños, por delante de los socialdemócratas, los conservadores y reformistas y los liberales.
Esto es posible gracias a la elección en el congreso que el PPE celebró en  Helsinki del actual líder del grupo, el alemán Manfred Weber, como candidato a la Presidencia de la Comisión.
Durante la interparlamentaria que el PP celebró hace dos semanas en Sevilla, Manfred Weber quiso destacar en su discurso la figura de González Pons y subrayó que en muy poco tiempo el valenciano se convirtió en una de las “figuras políticas clave” en el escenario político europeo.
Al finalizar el congreso de Helsinki, Casado mostró el jueves su convencimiento de que el PP español tendrá “mucho peso” en las instituciones europeas. l

Catalá defiende a Cospedal y afirma que hacía “su trabajo para tener su casa ordenada”