Calvo resta importancia a su ausencia en el comité de coordinación con UP

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, durante el acto institucional del Día Internacional de las Mujeres de Castilla-La Mancha, en Ciudad Real a 07 de marzo de 2020. FEMINISMO;MUJER;INTERNACIONAL Eusebio García del Castillo
|

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, aseguró ayer en Ciudad Real que sus funciones al frente del Ejecutivo “no han cambiado nada, ni va a cambiar” y que va a seguir trabajando a las órdenes directas del presidente, Pedro Sánchez.

La vicepresidenta respondió así a las preguntas de los periodistas sobre si se sentía debilitada después del adelanto a este viernes de la reunión del Mesa de Coordinación del Pacto, tras una semana de discrepancias en el Gobierno de España entre PSOE y Podemos. La vicepresidenta fue la gran ausente de esta reunión a la que sí acudió su jefa de gabinete, María Isabel Valldecabres

Calvo aseguró que sigue siendo la vicepresidenta primera del Gobierno con funciones “establecidas en una norma que no ha cambiado, ni va a cambiar, a las órdenes directas del presidente del Gobierno”; por lo que,reiteró, “no ha cambiado nada”.

La política socialista apuntó a que, además, “por suerte” para ella, al margen de las instituciones, es militante de un partido que “trabaja también con el secretario general, que es el presidente del Gobierno”.

Culpa de la novedad
Calvo también comentó que no cree que haya sido una semana más difícil que otra. “Lo que ocurre es que la novedad hace que salgan más noticias y más foco”, ha proseguido, y recordó que ella ya ha vivido situaciones a lo largo de dos legislaturas en Andalucía y tres en el Gobierno de España “para sacar adelante proyectos”.

Ha visto como “lógico” que “cada Ministerio, cada Consejería quiere sacar adelante sus asuntos, y a veces los asuntos son transversales y afectan a otros, algo que hay que vivirlo con la normalidad que corresponde” a su tarea de coordinación.

Carmen Calvo reconoció que “el Guinness de coordinación no lo tiene este Gobierno, sino uno en el que había dos ministerios, o dos personas, que no se saludan ni en público. Si alguien quiere mirar a algún sitio, tiene que mirar a otro Gobierno no a este”, aclaró.

Las diferencias “normales”
Sobre las diferencias entre los socios de Gobierno, la vicepresidenta consideró que “son las normales” y advirtió de que el jueves pasado se quedó en la mesa una ley importante de otro ministerio “y no fue noticia”.

“Llevo haciendo esto dos años, todas las semanas, y no era noticia porque nadie hablaba de esto hasta que el proyecto llegaba”, argumentó Carmen Calvo antes de insistir en que “ahora, la novedad es que al ser dos partidos hay más focos”.

“De lo que se trata es de sacar el acuerdo de Gobierno adelante, las leyes y los objetivos políticos, aquí lo que importan son los ciudadanos que están esperando de un Gobierno reformista que siga tomando decisiones”, afirmó la vicepresidenta.

Calvo también recordó que esta semana fue muy importante para el Ejecutivo porque “finalmente” ha salido adelante una ley para proteger la libertad sexual de las mujeres y sus garantías y una ley de Educación que “es fruto del trabajo de todos”.

Calvo resta importancia a su ausencia en el comité de coordinación con UP