Puigdemont aplicará la declaración independentista pactada por JxSí y CUP

Incoming Catalan President Carles Puigdemont walks past outgoing Catalan President Artur Mas (C, sitting) before delivering his speech during the investiture session at the Catalunya Parliament in Barcelona, Spain, January 10, 2016. REUTERS/Albert Gea
|

“Visca Catalunya lliure”, proclamó Puigdemont tras su elección.Finalmente, a las 21.46 horas, a menos de tres de que expirase el plazo para investir al presidente catalán, el apoyo de JxSí, los votos favorables de ocho diputados de la CUP y la abstención de otros dos anticapitalistas -según la formación, para mostrar “las diferentes sensibilidades” del partido- permitieron investir a Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat. El sustituto de Mas se comprometió en su discurso a aplicar la declaración independentista que aprobaron el 9 de noviembre JxSí y la CUP. “Tenemos que empezar a caminar a la luz de la declaración del 9N para iniciar el proceso de constitución de un estado independiente” a través de un nuevo Govern configurado con base en el pacto de JxSí y la CUP, destacó el también alcalde de Girona.
Puigdemont, quien abrió su discurso pidiendo perdón por el “espectáculo” postelectoral, se refirió a cinco ejes para esta legislatura: culminar el proceso en su fase participativa, ciudadana y asociativa, diseñar definitivamente las estructuras de Estado necesarias y “ponerlas a punto”; tramitar las leyes de transitoriedad jurídica y del proceso constituyente e internacionalizar el proceso independentista. El nuevo presidente le dijo también al conjunto de los diputados que el Govern se centrará en la hoja de ruta independentista porque, de lo contrario, Cataluña “dejaría de ser una nación para convertirse en resignación”, algo que no va permitir como presidente.

AGRADECIMIENTO A MAS
Puigdemont también admitió que no habría aceptado ser candidato a la Presidencia “si no supiera que tendrá al lado para todo lo que sea necesario” a Artur Mas, a quién agradeció su labor y su paso al lado para desencallar la investidura. “Has decidido hacer paso al lado cuando tenías todo el derecho a presidir el país”, le dijo al presidente saliente, de quien loó su trabajo al frente de la Generalitat en un contexto de crisis como el de los últimos años. Y es que Puigdemont adoptará el programa de Mas, porque “no podría ser de otra forma”. Así, sus principales proyectos para avanzar hacia la independencia serán una constitución catalana, una hacienda propia, un banco central y una seguridad social de Cataluña.
Así, prometió que se “dejará la piel” mientras esté al frente del Govern. “Mi cargo es más temporal que nunca porque estamos en un momento irrepetible que requiere liderazgos irrepetibles”, destacó, ya que JxSí y la CUP pretenden desplegar la hoja de ruta independentista en una legislatura de 18 meses.
El próximo presidente de la Generalitat perfila un Govern en que el líder de ERC, Oriol Junqueras, sea el único vicepresidente y el encargado de pilotar el área económica. El nuevo Ejecutivo también puede contar como pesos fuertes con Munté -actual vicepresidenta y portavoz- y con Romeva -número 1 de JxSí-, que puede asumir el Exteriores.

CUP: “Quitar una piedra”
Por su parte, la CUP se mostró satisfecha del acuerdo alcanzado con JxSí porque permite avanzar hacia la independencia de Cataluña apartando “una piedra en el camino” que a juicio de la CUP lo impedía: Artur Mas, al que el diputado Benet Salellas calificó de hijo político de Jordi Pujol.
El Consejo Político de los anticapitalistas ratificó el acuerdo con JxSí, que incluye la dimisión de dos de sus diputados, pero advirtió de que el pacto “es reversible” si JxSí acomete políticas de recortes. Los sacrificados son Julià de Jòdar y Josep Manel Busqueta, aunque, según explicó Salelles “todos habían puesto su cargo a disposición” de la ejecución del compromiso con JxSí. Estos dos diputados serán relevados por Mireia Vehí y por Joan Garriga, siguientes en la lista de la CUP a las elecciones catalanas, y a Ramón Usall, que anunció a principios de diciembre que dejaba el acta por motivos personales, lo sustituirá Mireia Boya. 
Por su parte, el futuro presidente renunciará hoy a la Alcaldía de Girona y tomará posesión de su nuevo cargo mañana.

Puigdemont aplicará la declaración independentista pactada por JxSí y CUP