El túnel de María Pita se cerrará al tráfico por las obras de O Parrote

El túnel de María Pita permanecerá cerrado durante tres meses patricia g. fraga
|

A finales de año, el Ayuntamiento tiene planeado cerrar a la circulación el túnel de María Pita, que permite que el tráfico proveniente de la avenida de La Marina discurra hacia Monte Alto, y viceversa. El cierre durará tres meses y permitirá conectar el túnel de María Pita al de O Parrote. El concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, anunció ayer esta medida, después de que se aprobara la licitación de la  obra en la junta de Gobierno. 
En total,  son cerca de 1.100.000 euros los que utilizarán para remodelar un túnel que tiene ya treinta años de edad, y que, según el propio edil de Urbanismo, últimamente estaba dando bastantes problemas de mantenimiento. “Vamos a aprovechar que tendríamos que cerrar igualmente el túnel para hacer unas obras de renovación: los acabados, la iluminación, los sistemas de bombeo...”, enumeró Prado.
Como también se va a sustituir el firme y la señalización, que también está anticuada, el corte de tráfico será total. Con una excepción: el aparcamiento subterráneo de María Pita, cuyo único acceso es precisamente ese túnel, seguirá funcionando, de manera que aunque los conductores tendrán que entrar y salir por la plaza de Millán Astray, no se verán afectados.
Otra cuestión totalmente distinta es cómo afectará el cierre del túnel de María Pita al tráfico. Fuentes municipales reconocen que es muy posible que empeore los embotellamientos propios de las épocas navideñas, sobre todo durante los primeros días, cuando los conductores todavía no se acostumbren al nuevo corte de tráfico, para irse normalizando en los días siguientes. Hay que tener en cuenta que, sin el túnel de María Pita, la única salida para el tráfico es el paseo de O Parrote, lo que obliga a los conductores ha rodear la Ciudad Vieja. Aún así, Prado recalcó que el túnel se abrirá antes que finalicen las obras de O Parrote.

un parque con arenario
También se ha aprobado otra licitación, por valor de tres millones de euros, para la construcción del parque de San Pedro de Visma, que llevará por nombre el de Adolfo Suárez, y que se ubicará al lado de la nueva residencia de Padre Rubinos. La obra, que también comenzará en el último trimestre del año, se prolongará durante once meses e incluye algunas infraestructuras poco comunes, como un arenario donde practicar deportes de playa. Prado confesó que ignoraba que A Coruña contara con varios equipos bastante potentes y se alegró de poder anunciar que contarán con un lugar donde entrenar. 
En este sentido, hay que recordar que será la Fundación Amancio Ortega, y no las arcas municipales, la que financia el proyecto, que es el resultado d e un convenio firmado con el  Ayuntamiento y Padre Rubinos, y en el que se incluye la nueva sede de la institución benéfica, sin contar con los dos campos de fútbol de hierba que financia la Federación Gallega de Fútbol que piensa construir también en el parque en su nueva sede, aunque será el Ayuntamiento que más uso hará de las instalaciones la mayor parte del tiempo: once meses al año . n

El túnel de María Pita se cerrará al tráfico por las obras de O Parrote