Trump considera los correos de Clinton el mayor escándalo “desde el Watergate”

Trump utiliza las acusaciones contra su rival Clinton para tratar de escalar posiciones ep
|

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, denominó la nueva investigación del FBI sobre emails enviados por su rival Hillary Clinton como el mayor escándalo político desde el “Watergate”, en un intento de coger impulso electoral cuando restan 11 días para las elecciones presidenciales.
En una serie de mitines en New Hampshire, Maine y Iowa, el candidato republicano reforzó sus ataques contra Clinton describiéndola como una líder corrupta y sembrando la sospecha sobre su trayectoria como secretaria de Estado.
Trump denominó la nueva investigación del FBI como “el mayor escándalo político desde el Watergate”, que en la década de los 70 obligó al presidente Nixon a abandonar el cargo.
El magnate alabó la figura del director del FBI, James Comey, del que ha destacado su “coraje para arreglar este tremendo error”. “La justicia prevalecerá”, afirmó Trump en busca de rédito electoral de cara al próximo 8 de noviembre.
Curiosamente Trump, que sugirió en repetidas ocasiones que el sistema estaba “amañado” para favorecer a la candidatura de Clinton, afirmó tras saberse que habrá una nueva investigación que las elecciones “podrían no estar tan amañadas como pensaba”.

wikileaks
El anuncio del FBI se produce después de que Wikileaks filtrase numerosos correos electrónicos atribuidos a Clinton y su equipo, si bien la cadena NBC News descartó que los documentos sean los que han visto la luz estos últimos días. También descartan que se trate de material derivado de un ciberataque ruso.
“The New York Times” informó de que proceden de una investigación abierta por el FBI sobre el antiguo congresista Anthony Weiner, exmarido de una colaboradora de Clinton (Huma Abedin) y acusado de mandar mensajes de contenido sexual a una adolescente de 15 años. Una fuente federal advirtió de que podría haber miles de correos nuevos.
La polémica en torno al uso de los distintos servidores fue uno de los temas recurrentes a lo largo de toda la campaña, así como en los debates televisados con el candidato republicano, Donald Trump. A once días de las elecciones presidenciales, el tema ha vuelto a copar titulares.
El jefe de la campaña electoral de Hillary Clinton, John Podesta, reprochó al FBI que haya decidido investigar de nuevo a la candidata demócrata por el escándalo de los correos electrónicos, a pocos días de que los estadounidenses voten para designar al próximo presidente.
“Es extraordinario que veamos algo así tan solo once días antes de una elección presidencial”, dijo Podesta en un comunicado.
Podesta reclamó al director del FBI, James Comey, que “proporcione inmediatamente todos los detalles de lo que se está examinando”, al tiempo que ha confiado en que estas pesquisas lleven a la misma conclusión que el mes pasado.

Trump considera los correos de Clinton el mayor escándalo “desde el Watergate”