La ola de calor batió el récord del verano en A Coruña, con 31 grados

El termómetro rondó los 30 grados gran parte del día | javier alborés
|

El verano tardó en llegar pero parece que lo ha hecho con fuerza. Si en las últimas semanas, julio había dejado atrás el mal tiempo y la lluvia ocasionales para ofrecer cielos azules y una temperatura agradable, ayer el mercurio llegó a marcar los 31,7 grados centígrados en A Coruña, una marca que fue registrada por la estación meteorológica de Bens a las tres de la tarde, lo que supone el hito más elevado de la temporada, aunque que en otros puntos, como en el dique de abrigo, no se llegó a los 25 grados. 

La noche ya había sido cálida, con una temperatura que rondaba los 18 grados, pero desde que salió el sol el mercurio no dejó de subir. más que en todo el mes de julio del año pasado, cuando el termómetro no llegó a superar los 25 grados en ninguna de la estaciones meteorológicas de A Coruña. En esta ocasión, los cielos despejados y la falta de viento que había predominado en las últimas jornadas se sumaron para generar una sensación de bochorno generalizado durante casi todo el día, que cada uno tuvo que afrontar como mejor pudo.  .

Agobio generalizado 
Los arenales estuvieron bastante llenos durante todo el día, pero los más agobiados recorrieron también a remedios tradicionales como el agua helada o los helados y buscando el agua. Quizá la sensación de agobio era aún mayor por culpa de las mascarillas que es preceptivo llevar para prevenir el contagio del Covid-19, medida que a partir de mañana se convertirá en obligatoria siempre que se esté en público.
En los próximos días, las predicciones meteorológicas indican que la temperatura seguirá siendo alta, con una mínima que no bajará en ningún caso de los 18 grados y una máxima que rondará los 24 grados centígrados. Los cielos despejados, además, serán la tónica dominante, de manera que el calor continuará.

La ola de calor batió el récord del verano en A Coruña, con 31 grados